Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Fermín Aguayo. Exposición antológica

1 febrero - 17 abril, 2005
/
Edificio Sabatini, Planta 3

Fermín Aguayo (Sotillo de la Ribera, 1926 – París, 1977) es uno de los pintores españoles más destacados de la segunda mitad del siglo XX. Aguayo forma parte del Grupo Pórtico de Zaragoza hasta que desemboca en el Informalismo. Tras trasladarse a París, Aguayo abandona esta tendencia para recrear una poética figurativa muy personal, con una figuración muy sutil y expresionista en la que la conjunción de la luz y el color son sus principales aliados.

Aguayo es autodidacta y de talante discreto, inicia su creación artística en Zaragoza, donde llega con algo más de diez años y donde encuentra su lugar en los ambientes culturales más avanzados. En esta ciudad comienza a generar un universo plástico alejado de la estética conservadora. En 1947 participa en la primera muestra del grupo Pórtico, el primer colectivo español que en 1948 asume la Abstracción como forma de expresión, en una época en la que el academicismo y ciertos "expresionismos" constituyen la tendencia dominante en el panorama artístico español.

Las investigaciones de Aguayo en el seno del grupo, con el que participa en diferentes exposiciones a lo largo de la geografía española, le llevan a ensayar diversas formulaciones abstractas, con las que logra no pocos éxitos y también fuertes críticas. Aguayo decide instalarse en París en 1952, cansado del sofocante ambiente artístico y tras la disolución del Grupo Pórtico. El artista comienza de este modo una aventura mucho más difícil, en la que reemprende sus investigaciones pictóricas en solitario y con el único apoyo de la galería Jeanne-Bucher, su esposa y algunos amigos.

Con el tiempo entabla relaciones con otros artistas y críticos afincados en París. En esta ciudad su trabajo comienza a mostrarse regularmente, como ocurre también en otras ciudades europeas y en Nueva York. No obstante, Aguayo se mantiene siempre al margen de cualquier moda, y evidencia su querencia por el país donde nace y por los grandes maestros de la pintura universal, referencias presentes en muchas de sus obras.

En esta exposición retrospectiva se analizan por separado las dos etapas esenciales del artista. Primero se aborda la Abstracción de fuertes ecos expresionistas, con tanteos oscuros y pinceladas sinuosas, que dan paso a unas formas más construidas, de gran colorido. Posteriormente se muestra la etapa parisina, donde Aguayo tiende hacia la figuración, pero siempre dentro de un espacio abstracto.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en coproducción con el Palacio de Sástago de la Diputación Provincial de Zaragoza
Comisariado: 
Antonio Bonet y Concha Lomba
Itinerancia: 

Palacio de Sástago. Diputación Provincial de Zaragoza (4 mayo - 3 julio, 2005

Compartir

Exposiciones actuales