Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Feito. Obra 1952-2002

28 mayo - 26 agosto, 2002
/
Edificio Sabatini, Planta 3

El artista Luis Feito (Madrid, 1929) es pionero de la Abstracción a comienzos de la década de los cincuenta, época en la que participa en el grupo El Paso y sienta las bases de su obra. Tras las exposiciones de Antonio Saura, Gerardo Rueda, Lucio Muñoz, Rafael Canogar y Antoni Tàpies celebradas con anterioridad, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía presenta otra de las extensas y decisivas trayectorias para el arte español de la segunda mitad del siglo XX. Esta gran retrospectiva de Feito reúne noventa y cuatro lienzos y un centenar de obras sobre papel en ocho bloques cronológicos, que permiten al visitante generar una visión de conjunto de la aportación del artista madrileño.

El recorrido de la exposición comienza con las pinturas lineales de los años 1952 a 1955, que abren el camino para la aparición de la abstracción en su obra. No obstante, la referencia a lo real no se elimina completamente. Las piezas dejan constancia en estos momentos de una tensión existente, para eliminar el rastro que las une con el mundo empírico. Durante 1956 y 1958, el artista realiza bastantes obras de fuerte componente informalista que, aunque suponen su desconexión definitiva con la representación de la realidad, conservan una geometría latente en todas ellas.

Su trabajo evoluciona a finales de los años cincuenta y principios de los sesenta, en el desarrollo de formas similares a galaxias, en las que domina la presencia del círculo. Pintura nº 186 o Pintura nº 215 (ambas de 1960), reflejan una conexión directa con lo informe, con el caos originario. Las formas orgánicas y el contraste cromático de rojos, amarillos y fucsias intensos con colores apagados predominan durante esta década, que concluye con una innovación en el soporte. Feito comienza a unir dos telas como estrategia compositiva tal y como se aprecia en Pintura nº 615 (1968) o Pintura nº 715 (1969).

La década de los setenta es un periodo de investigación que termina en series de lienzos monocromos durante los años 1978 y 1979. Feito reduce y replantea sus parámetros pictóricos, y elimina elementos presentes en sus obras. Se trata del comienzo de un momento de crisis, que coincide con su traslado de París, (ciudad en la que vive desde 1956), a Nueva York y Montreal, lugares que le permiten evaluar con distancia el peso de la tradición europea y empezar de cero. En Pintura nº 1329 (1984) y Pintura nº 1402 (1986) Feito emplea de modo excepcional el dorado. Al tiempo, reafirma una relación compleja entre el marco y el interior de sus composiciones, que generan una geometrización llamativa, muy alejada de la espontaneidad del gesto de sus primeras obras. Desde la radicalidad de la geometría como ejercicio de problematización de su pintura, el artista vuelve a incorporar progresivamente la gestualidad hacia finales de los noventa, que permanece hasta sus últimas creaciones.

El conjunto de pinturas de esta exposición, representa ampliamente su producción de los años sesenta y abarca piezas hasta la fecha de la muestra. Todo ello se completa por la visión de obra sobre papel. Estas cien piezas, trabajadas con acuarela, acrílico, óleo y tinta china sobre papel reflejan la comunión del campo de ensayo del dibujo y su investigación en la pintura.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Comisariado: 
Marta González Orbegozo. Comisariado adjunto: Belén Díaz de Rábago
Itinerancia: 

Casal Solleric, Palma de Mallorca (19 septiembre - 20 octubre, 2002); Palacio Municipal de Exposiciones. Kiosko Alfonso, A Coruña (22 noviembre, 2002 - 6 enero, 2003)

Artistas

Compartir

Exposiciones actuales