Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Cindy Sherman. Colofón

9 julio - 22 septiembre, 1996
/
Palacio de Velázquez, Parque del Retiro, Madrid

Con la fotografía como medio principal, Cindy Sherman (Nueva Jersey, EE.UU., 1954) plantea un nuevo camino, al formular un discurso visual desde el que somete a crítica el poder de las imágenes y la información que el espectador recibe de ellas. Sherman se transforma continuamente en el personaje único de la mayoría de sus fotografías, que proponen una relación especular entre realidad y ficción.

La artificiosidad es la cualidad que determina las imágenes y el hilo conductor de toda su carrera, que se refleja en las más de setenta obras que componen esta exposición. Como señala la especialista Margrit Brehm, gracias a esa construcción artificiosa de sus imágenes, “se percibe la teatralidad de aquello a lo que se llama realidad desde la realidad”.

La exposición se organiza en cuatro grupos diferenciados que resaltan los extremos del trabajo de Sherman. Así, Untitled Film Stills (1977-1980) son imágenes en blanco y negro de mujeres en distintas acciones y escenarios, con fuerte sentido narrativo y cuyo modelo original se encuentra en la cultura cinematográfica y televisiva de los años cincuenta y sesenta. Por otra parte, Disgust pictures (1986-1989) contiene fotografías en color de bodegones confeccionados con vómitos, vísceras y material de desecho o en descomposición, que inciden en lo abyecto y en lo informe. La serie Sex pictures (1992) presenta escenificaciones de la perversión sexual a partir de máscaras, fragmentos de cuerpos de muñecas y ortopedias, en las que aúna violencia y pornografía. Por último, en Horror pictures (1995) Sherman recurre de nuevo a la máscara, explora la naturaleza de las películas de terror, que considera ensayos de lo peor que puede ocurrir en el mundo y a las que atribuye un efecto catártico.

El principio creativo de Sherman es, en palabras del crítico de arte Peter Schjeldahl “una dialéctica ente fotografía y asesinato”, que materializa en imágenes de “una infalible intensidad psicológica”, a partir del dominio estructural de los instrumentos cinematográficos y pictóricos. Sherman es conocedora de la definición de Norman Bryson del sujeto posmoderno: “Un tejido de citas, una imbricación completa de imagen e identidad”. Desde este punto de vista se puede identificar el apropiacionismo y la recontextualización como dos de los principales recursos con los que crea sus ficciones fotográficas, como revela la serie Untitled Film Stills.

La artista utiliza el disfraz y la máscara como el vehículo para introducirse en la vida íntima de unos personajes que ella misma crea, para hacer visibles las perversiones y miedos que los definen, su lado no público. Aunque sin considerarse una artista propiamente feminista, Sherman interpreta, revela y denuncia desde la reconstrucción los roles que la cultura masculina dominante ha asignado históricamente a la mujer y sobre los que ésta construye su identidad.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y Museo Boymans van Beuningen, Rotterdam
Comisariado: 
Karel Schampers
Itinerancia: 

Museum Boijmans van Beuningen, Rotterdam (10 marzo - 19 mayo, 1996); Sala Rekalde, Bilbao (15 octubre - 1 diciembre, 1996); Staatliche Kunsthalle Baden-Baden (19 enero - 23 marzo, 1997)

Compartir

Exposiciones actuales