Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

ZUSH. La campanada

13 junio - 28 agosto, 2000
/
Edificio Sabatini, Planta 3

La biografía de Albert Porta (Barcelona, 1946) –conocido como Zush– quedó marcada por la experiencia de su paso por el Hospital Frenopático de Barcelona. De allí salió no solo con nombre artístico, sino con una conciencia social y política desarrollada que le llevó a crear un territorio de ficción denominado Evrugo Mental State para el que Zush ha inventado un idioma, una bandera, un himno, una moneda, un sistema de relaciones diplomáticas y demás elementos asociados a la idea de Estado. Toda la obra pictórica de Zush remite siempre a ese Estado, que siendo mental y emocional, es también un Estado iconográfico que se traduce en dibujos, pinturas, collages, fotomontajes y libros de artista. Su obra se refiere a su personaje y a sus múltiples desdoblamientos, aunque más que “polifacético”, él prefiere que le denominen artista “psicomanualdigital”.

Su estilo, basado fundamentalmente en la representación del cuerpo, traduce los estados de transición permanente y de metamorfosis constante de lo orgánico y lo carnal, y no renuncia a lo alucinante, que se despliega en unas figuras que se agitan, saltan, se relacionan por medio de una red de nervios, venas o canales linfáticos que constituyen el magma del Estado evrugui. En sus cuadros se materializan artísticamente las pulsiones y los deseos, filtrados a través de una espontaneidad primitiva, casi infantil.

Esta exposición en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía es la mayor muestra que ha tenido la obra de Zush hasta el momento. Su título –La campanada– obedece, además de por lo llamativo de su trabajo, porque una campana inicia el recorrido y otra lo cierra. no obstante, esta será una de las últimas exposiciones del artista ya que, tal y como él mismo anuncia, se plantea eliminar a Zush y cerrar el ciclo.

Por tratarse de un creador que piensa que todo museo es sinónimo de mausoleo, esta exposición no fue concebida a modo de retrospectiva clásica, sino con ciertas características propias de una “okupación”, escenificando mediante una sucesión de ambientes los puntos esenciales de la diversidad de la obra de Zush.

Cerca de trescientas obras procedentes de colecciones privadas y museos de Europa y Estados Unidos conforman la muestra, que se inicia con Cabeza angustiada, una campana recién fundida que da acceso al mundo evrugui, donde se encuentra todos los símbolos identificativos del Estado. A continuación, se exhibe una antológica interna de la obra de Zush vista por detrás, accediendo a ella desde los bastidores y observando la obra colgar de los peines de almacén. Los espacios han sido diseñados por el arquitecto Enric Ruiz-Geli como si se tratara de un recorrido a través del cuerpo del artista.

Un CD-Rom se presenta en un espacio oscuro con una retroproyección que produce una imagen ingrávida y cuya observación es interactiva. Compartiendo el espacio se exponen treinta y cuatro libros del artista, ejemplares únicos, presentados en vitrinas transparentes a modo de cilindros de luz.

El siguiente espacio se denomina “el contenedor” y alberga la mayor parte de la obra que figura en esta retrospectiva, desde el año 1960 hasta la fecha. Las obras se encuentran desplegadas en cinco tipos diferentes de mallas, atendiendo al tamaño de cada pieza y al punto de observación. Por último, se llega al estudio de Zush, una habitación con paredes transparentes que permiten ver al artista trabajando y en el que vivirá durante los más de dos meses que dura la exposición. Allí otra campana, Cabeza extasiada, cierra el recorrido por el territorio de Evrugo.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Comisariado: 
José-Miguel Ullán
Itinerancia: 

Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, MACBA

Compartir

Exposiciones actuales