Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Juan Navarro Baldeweg. La copa de cristal

25 febrero - 28 abril, 2004
/
Abadía de Santo Domingo de Silos (Burgos)

A su reconocida carrera como arquitecto, Juan Navarro Baldeweg (Santander, 1939) suma una importante actividad como pintor y escultor que se remonta al final de los años cincuenta. Sus numerosos premios y distinciones en el campo de la arquitectura -entre los que destaca la Medalla de Oro Heinrich Tessenow concedida en 1998- se suman a una no menos acreditada trayectoria como artista que le hizo valedor del Premio Nacional de Artes Plásticas en 1990.

Navarro Baldeweg desarrolla su obra partiendo de experiencias conceptuales que trabaja en base a conjuntos o series en las que predomina el color. A partir de la mitad de la década de los sesenta, comienza a introducir elementos referenciales y, ya en los ochenta, la pintura ocupa un espacio muy importante en su producción.

Para esta exposición en el Monasterio de Santo Domingo de Silos en Burgos, el artista ha realizado una serie especial de doce óleos de gran tamaño. En esta ocasión, Navarro Baldeweg propone una serie de copas de cristal de grandes dimensiones, cristalinas y monumentales. Con ellas representa un juego entre los límites figurativos, la abstracción y el color; que se basa en la indiscernible percepción del mundo. En las copas representadas aparecen motivos cotidianos a modo de juegos entre la realidad y su representación. En estas creaciones, el artista quiere difuminar los límites de los soportes figurativos, representando unas escenas dentro de otras, confundidas y transitables.

La mirada se presenta en distintos grados de apropiación, en una sucesión de planos imaginarios, enmarcados los unos en los otros, lo que facilita el tránsito a través de ellos, extendiéndose en una sugerencia de paso, ampliación y recolección. En palabras del artista: "Las figuras plasmadas en la transparencia del cristal se superponen ahora a lo circundante y giran nítidamente sobre un telón de fondo impreciso. Son la huella de una aprehensión y recreación, navegando en el aire como un destilado físico de algo visualmente consumado". La luz es la gran protagonista en toda la creación de Navarro Baldeweg: "La luz es idéntica en ambos mundos, el ámbito de lo representado y la habitación que aloja el objeto de cristal: los dos están atravesado por la misma animada sustancia luminosa".

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Comisariado: 
María José Salazar

Compartir

Exposiciones actuales