Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Frank Auerbach, retrospectiva (1954-1985)

10 abril - 1 junio, 1987
/
Edificio Sabatini

En relación con sus compañeros de la Escuela de Londres, como Francis Bacon o Lucian Freud, la fama alcanzada por Frank Auerbach (Berlín, 1931) es relativamente más modesta. Sin embargo su pintura, ha sido elogiada en numerosas ocasiones dentro y fuera de Inglaterra, país en el que ha vivido desde 1939.

Su pintura proclama un completo interés por la representación figurativa a pesar de su evidente expresionismo y está fundamentada en la observación directa, factor que determina su temática centrada en la figura humana, el retrato íntimo, el paisaje y los edificios cercanos al estudio de Camden Town, donde trabaja desde 1954. Su mujer, la modelo profesional Juliet Yardley Mills, y su amiga Estella West, son algunas de las personas más frecuentemente retratadas en sus obras. Auerbach afirma que cuando realiza un retrato, no se atreve a dar una pincelada si no es en presencia del modelo. Su método sistemático le hace volver continuamente a sus cuadros que en ocasiones rehace varias veces en un mismo día y trabajar en ellos durante largos períodos de tiempo.

Sus primeras obras, realizadas hasta mediados de los años sesenta, se caracterizaron por una aplicación generosa de colores terrosos abundantemente empastados. Con el paso de los años, sus lienzos revelan a finales de los ochenta una factura más suelta, con mayor grado de improvisación.

Auerbach opina que el tamaño medio y pequeño de sus lienzos y la técnica empleada se encuentran en relación directa con la finalidad de la imagen, que no es otra que captar una esencia física en carne viva. Para lograr este objetivo emplea un lento proceso de elaboración y superposición de manchas, adición y entrecruzamiento de diversas acciones drásticas que, sin embargo, tiene una apariencia espontánea, como resuelta alla prima y que no parece corresponder con su breve y dificultosa producción. El pintor británico sacrifica el detalle y lo superfluo en función de la expresividad orgánica del conjunto resultando una pintura excepcional y comparable a muy pocas.

La visibilidad de su obra ha crecido en gran medida por la exposición antológica de sus veinticinco años de trabajo que le dedicó la Hayward Gallery de Londres en 1978 y por el aumento del interés por la figuración que se produjo a comienzo de los años ochenta. Para la exposición del Centro de Arte Reina Sofía se ha escogido un núcleo de obras que se corresponde con las que se presentaron en el Pabellón Británico en la Bienal de Venecia de 1986, del que Frank Auerbach fue el artista seleccionado. Para ofrecer una visión más completa, se muestran además óleos que datan desde 1954 en adelante y dibujos en carboncillo que recogen treinta años de la producción del pintor.

Datos de la exposición

Organización: 
Centro de Arte Reina Sofía, Kunstverein de Hamburgo y British Council
Itinerancia: 

Kunstverein, Hamburg (18 octubre - 27 noviembre, 1986)

Artistas
Frank Auerbach

Compartir

Exposiciones actuales