Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Francesc Català-Roca. Barcelona-Madrid, años cincuenta

13 mayo - 8 septiembre, 2003
/
Edificio Sabatini, Planta 2

Francesc Catalá-Roca (Valls, 1922 - Barcelona, 1998) ha contribuido con sus imágenes a fijar en la memoria de los españoles las peculiaridades, costumbres y gentes de un buen número de las regiones españolas. El primero de sus libros de fotografías fue publicado en 1952 y retrataba las obras del que es uno de los edificios más emblemáticos de España y una de las mayores creaciones del internacional Antoni Gaudí: la Sagrada Familia.

A este libro le siguieron otros muchos entre los que se encuentran: Costa Brava (1958); Mallorca, Menorca e Ibiza (1962); Guía de Castilla la Nueva (1964); El Pirineu (1970); Guía de Cataluña (1971); Guía de Murcia (1971). Al mismo tiempo surge el interés de Catalá-Roca por las publicaciones relacionadas con el arte dando lugar a libros como: Arte ibérico (1969); Joan Miró i Catalunya (1969); Miró Escultor (1972); Los Espacios de Chillida (1974); Llorens Artigas (1977) y un largo etcétera. A ellas se suman un reseñable conjunto de películas entre las que destacan: La Ciudad Condal en otoño (1950) y Piedras Vivas (1952) así como documentales sobre artistas plásticos entre los que se encuentran Joan Miró, Eduardo Chillida o Josep Guinovart.

Catalá-Roca ha sido el primer fotógrafo en obtener el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1982, antes incluso de que existiera el premio nacional específicamente dedicado a la fotografía. Con esta exposición, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía quiere recordar la aportación de Catalá-Roca a la historia de la fotografía española. La muestra se basa en el contenido de dos de sus libros, ambos publicados en 1954 y dedicados a las ciudades de Madrid y Barcelona.

De la Ciudad Condal se exponen diferentes vistas de algunos de sus lugares más turísticos como el Monumento a Colón, el Gran Teatro del Liceo, las Ramblas, Plaza de Cataluña o el Tibidabo. Imágenes nostálgicas de una ciudad cargada de promesas que es, además, punto de reunión de personalidades como los escritores Josep Maria de Sagarra y Juan Eduardo Cirlot , los compositores Manuel Blancafort y Frederic Mompou o los pintores Joaquim Sunyer, Olga Sacharoff, Salvador Dalí y el admirado Joan Miró, al que el propio Catalá-Roca estima haber tomado unas cinco mil fotografías y al que se recuerda en esta exposición con una imagen divertida donde el pintor aparece comiendo los típicos calçots.

La capital española queda inmortalizada también a través de sus espacios más representativos como: la calle Alcalá, la Castellana, el viaducto de la calle Bailén, la plaza de Oriente, la calle del Arenal, la cuesta de Moyano, el Rastro y, por supuesto, la Gran Vía, bulliciosa y efervescente. Con este conjunto se expone una curiosa foto del interior del reloj de la Puerta del Sol mientras el maestro relojero trabaja en su mecanismo, así como otras que reflejan la vida cotidiana de Madrid encarnada en un joven recadero, en un vendedor de pájaros trinadores, una estraperlista en la Gran Vía o una azafata saliendo de la boca del metro. Se unen a las ya referidas, retratos de personalidades como Eugenio D’Ors, Leopoldo Panero o César González-Ruano; que completan la exhaustiva visión en blanco y negro de un fotógrafo de oficio comprometido con su época.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Comisariado: 
Juan Manuel Bonet y Andrés Trapiello
Itinerancia: 

Sala Caja Madrid, Barcelona (14 octubre - 22 noviembre, 2003); Instituto Cervantes, Múnich (22 enero - 24 febrero, 2004); Instituto Cervantes, Lisboa (4 marzo - 15 abril, 2004); Instituto Cervantes, Berlín (18 junio - 30 julio, 2004); Instituto Cervantes, Budapest (30 octubre - 13 diciembre, 2004); Instituto Cervantes, Bucarest (7 febrero - 30 abril, 2005) y otras sedes del Instituto Cervantes

Compartir

Exposiciones actuales