Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Capa: cara a cara. Fotografías de Robert Capa sobre la Guerra Civil Española de la colección del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

2 febrero - 28 marzo, 1999
/
Edificio Sabatini, Planta 3, Gabinete de Papel

Robert Capa (Budapest, 1913 - Thai Binh, Vietnam, 1954), pseudónimo de André Ernö Friedmann, es reconocido muy tempranamente en su carrera como el mejor fotógrafo de guerra del mundo, tal como pone de manifiesto el artículo de la revista Picture Post (num. 10, 3 diciembre 1938) con motivo de la publicación de uno de los más sobresalientes reportajes fotográficos sobre la Guerra Civil española. Su activismo político en su juventud deviene compromiso al comprobar el enrarecimiento de las políticas culturales, sociales y económicas tanto en su país, como en Alemania, país donde se instala en 1931 y del que se marcha dos años después. Su condición de judío y su afinidad ideológica con el Partido Comunista y con las tendencias anarquistas, le impulsan a convertirse en un exiliado voluntario y a poner su incipiente oficio de reportero al servicio de la lucha antifascista.

Durante el tiempo que duró la Guerra Civil -que cubrió desde el bando republicano- Capa convierte la contienda en el motivo absoluto y siempre visible de un ingente número de negativos y fotografías. Esta exposición muestra un amplio conjunto de las 205 copias fotográficas donadas por Cornell Capa, hermano del fotógrafo, de las a su vez casi mil mejores instantáneas que éste toma durante la guerra española. Además, una veintena de fotografías procedentes del Archivo Histórico Nacional, Sección Guerra Civil, completan el despliegue de imágenes que documentan la escenificación y extensión de las consecuencias más inmediatas de la guerra (destrucción, muerte, ataque terrestre y aéreo, tiempo de descanso, trincheras y refugios, evacuación, exilio)

Las fotografías de Capa marcan el inicio de una nueva consideración del género del reportaje bélico; puesto que captan la guerra en primer plano y confieren en muchos de los casos una noción de dinamismo, inusual hasta la fecha. Además, la movilidad del reportero (valiéndose de una Leica 35 mm) constituye la máxima conquista técnica que le permite ofrecer una imagen más completa de la guerra, ya que se pueden situar en todas las líneas de fuego, como ilustra la célebre Muerte de un miliciano. Cerro Muriano, Córdoba, 5 septiembre 1936. En segundo lugar, porque no limita el interés documental al espectáculo bélico, sino que amplia su objetivo hasta el límite de los hombres y los objetos: el tedio, el cansancio, la ilusión, la voluntad, la hambruna y la desesperación. Así, Capa retrata el lado civil de la guerra (serie de Almería. Refugiados procedentes de Málaga, febrero 1937). Fundando un nuevo estilo y una nueva manera de entender el trabajo del reportero, Capa afirma en una entrevista realizada en septiembre de 1937 que “la verdad es la mejor imagen, la mejor propaganda”. El fotógrafo, además de colocarse ante los objetos dados, consigue concentrar el drama de la guerra en cada una de sus fotos, las cuales funcionan como resorte que activa una lectura sustentada en sus implicaciones simbólicas.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Comisariado: 
Catherine Coleman y Richard Whelan
Itinerancia: 

Museo Extremeño e Iberoamericano MEIAC, Badajoz (septiembre-noviembre); Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Ímber, Caracas (Venezuela) (1 julio - 30 agosto, 1999); Museo Rufino Tamayo, México DF (México) (1 septiembre - 30 diciembre, 1999); Galería Nacional de Hungría, Budapest (21 marzo - 20 mayo, 2002)

Compartir

Exposiciones actuales