Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Bruce Nauman. Inside Out

30 noviembre, 1993 - 21 febrero, 1994 /
Edificio Sabatini, Planta 4

El trabajo de Bruce Nauman (Fort Wayne, Indiana, 1941) supone la adquisición o tentativa del control de la experiencia del espectador ante un evento, acción o situación. Los sesenta y tres proyectos que componen esta exposición retrospectiva, realizados entre 1965 y 1990, constituyen un recorrido en el que el artista propone (y espera) reacciones e insinuaciones perceptivas psicológicas por parte del espectador, sustentado en muchos casos en la creación de cacofonías de imagen y sonido. El público deviene objeto, además de audiencia ante una obra que siempre está en proceso de suceder, como se puede apreciar en Sal de mi mente, sal de esta habitación (1968) o en Tortura de payaso (1987). A esto contribuye el protagonismo del cuerpo y de la acción física en sus obras, además de la asunción de la escala humana como medida artística, tal como queda patente en su obra Plantillas de neón de la mitad izquierda de mi cuerpo tomadas a intervalos de diez pulgadas (1966). Además, por su formación como escultor, el espacio conserva a lo largo de su carrera un papel perceptivo y psicológico fundamental.

Nauman rechaza la práctica fotográfica entendida como narración de imágenes a favor del registro documental (Autorretrato en forma de fuente, Pies de arcilla o Comiendo mis palabras, todas de 1966-1967/1970). Enseguida, el vídeo se convierte en el medio fundamental en toda su producción, ya sea como soporte -visible en obras como Arte maquillaje (1967) o en Violín afinado en DEAD /Muerto (1969) - o como elemento clave en instalaciones arquitectónicas y sonoras.

La investigación está presente como parte del proceso creativo y por lo tanto, toma presencia en la obra. En su trabajo, en el que se advierten influencias de la música, la danza y la literatura, adquieren especial protagonismo cuatro nombres propios. La Gestalt es la primera gran influencia destacada sobre el trabajo de Nauman, que se deriva de su interés por la fenomenología y el conductismo y que aplica -en palabras de Neal Benezra, comisario de la exposición junto con Katy Halbreich- a su “indagación de la conducta humana enfrentada a situaciones desagradables o angustiosas”. Otras influencias patentes en el trabajo de este artista se encuentran en el filósofo Ludwig Wittgestein, por la crítica a la validez del lenguaje, su significado y su representación (Violines, Violencia Silencio, 1981-1982); el escritor Elías Canetti, por su estudio sobre la conducta de las masas; y el también escritor Samuel Beckett, por su desesperanzador destino del hombre.

A partir de sus esculturas con elementos colgantes (sillas y animales) de finales de los años setenta, las metáforas sobre las que se fundamenta su trabajo son de carácter y contenido político o bien referidas a conflictos raciales y de sexo. Así, en numerosas obras remite a la situación contemporánea en Sudamérica, al Apartheid en Sudáfrica o a la pena de muerte: Triángulo sudamericano (1981), Buen chico, mal chico (1985), El ahorcado (1985). Como apunta Benezra, Nauman “integra con éxito nuestra conciencia con nuestras sensaciones. En sus obras, hacemos aquello que vemos”, evidenciado el sometimiento del público ante los mensajes e imágenes impuestas.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Walker Art Center y Hirshhorn Museum and Sculpture Gardens
Comisariado: 
Katy Halbreich y Neal Benezra
Itinerancia: 

Walker Art Center, Minneapolis, EE.UU. (9 abril - 19 junio, 1994); Museum of Contemporary Art MoCA, Los Angeles (1 julio - 25 septiembre, 1994); Hirshhorn Museum and Sculpture Gardens, Washington DC (3 noviembre - 29 enero, 1994-95); Museum of Modern Art MoMA, Nueva York (1 marzo - 23 mayo, 1995)

Artistas

Compartir

Exposiciones actuales