Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

PM Magazine

  • Fecha: 
    1982
  • Edición/Nº de ejemplar: 
    P.A.
  • Descripción del medio: 
    Cinco canales de vídeo (tres en color, sonido, 6'30'' y dos en color, sin sonido, 2'56'') y dos polípticos de impresión fotográfica (un tríptico y un díptico)
  • Categoría: 
    Instalación, Vídeo
  • Año de ingreso: 
    2006
  • Nº de registro: 
    AD04499
En la instalación PM Magazine (1982) creada para la Documenta 7, Dara Birnbaum trabaja con material tomado de un programa de televisión emitido en horario de máxima audiencia en Estados Unidos y de un anuncio de ordenadores. Birnbaum selecciona imágenes de familias americanas en su entorno doméstico y las altera con un programa de procesamiento de imágenes: las acerca, las aleja o acelera su movimiento, para crear un collage de fuerte impacto visual. La artista sitúa esas imágenes en un entorno artificial como es la recreación de un set de televisión, donde el azul croma junto con dos paneles fotográficos y las imágenes en continuo movimiento de los monitores de televisión simulan e intensifican la percepción que el espectador tiene de los medios. Birnbaum pone en escena la ambivalencia de esa percepción, entre la seducción y la alienación, al mismo tiempo que deconstruye los códigos y la sintaxis del lenguaje televisivo para desvelar el planteamiento sexista y dirigido al consumo que subyacen en este tipo de programas. Estamos ante lo que la historiadora del arte Rosalind Krauss definió como «la condición posmedia», un momento en el que a partir de los ochenta, y una vez conseguido el estatus de medio artístico de la televisión y el vídeo, estos se utilizan más allá de su especificidad, adquiriendo un carácter híbrido. Los artistas emplean indistintamente diferentes medios para incorporar al espectador, que pasa de ser un sujeto pasivo ante la obra a tener un papel activo, crítico ante las imágenes que está recibiendo y a cuya saturación está acostumbrado.

Cristina Cámara Bello

Compartir