Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Figure (Figura)

  • Joan Miró Barcelona, España, 1893 - Palma de Mallorca, España, 1983
  • Fecha: 
    1969
  • Materia: 
    Bronce
  • Técnica: 
    Fundición a la cera perdida y patinado
  • Dimensiones: 
    142 x 42,5 x 41,5 cm
  • Categoría: 
    Escultura
  • Año de ingreso: 
    1987
  • Nº de registro: 
    AS10557

Entre 1928 y 1934 Joan Miró se acerca a las técnicas del collage y de la construcción de objetos como una práctica anti-pictórica de rebelión frente a los conceptos tradicionales del arte. En su último período, a partir de los años sesenta, se propone crear una serie de obras que mantengan su antigua y fascinante atracción por el objeto, pero con una inequívoca voluntad de constituirse en corpus escultórico, que le conduce a la utilización de una técnica milenaria de esta disciplina: la fundición.La colección de esculturas de Miró del Museo Reina Sofía, compuesta por 43 obras fechadas entre 1967 y 1981, responde a este criterio. Son obras que surgen a partir de los más variados y siempre humildes objetos, y que tras un largo proceso de definición en el que realiza multitud de dibujos y croquis, es finalizado con la fundición y el patinado del bronce en el taller de Parellada de Barcelona.La obra Figure (Figura, 1969) está realizada en bulto redondo a partir de elementos plásticos, como son dos troncos, una calabaza, varios tenedores y una cabeza modelada, que conforman un personaje híbrido. Como diría el artista, es una forma inventada, pero sacada directamente de la realidad. Con estos sencillos elementos, Miró construye una imagen evocadora que nos introduce en su universo simbólico personal, en el que el magnífico desarrollo superior de la obra, que alude a formas de flechas saliendo de una cabeza, es una referencia fundamental a las cabelleras y a los pájaros de pinturas de ese período como Femme, oiseau, étoile (Homenatge a Pablo Picasso) de la colección del Museo. El concepto de monumentalidad está presente en esta escultura que nos remite a una mujer asentada en la tierra que parece tocar las estrellas. Y, para que no haya duda, en el reverso de la pieza lleva inciso el signo de la estrella.

Carmen Fernández Aparicio

Compartir