Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Arlequí (Arlequín)

  • Fecha: 
    1926
  • Técnica: 
    Óleo sobre lienzo
  • Dimensiones: 
    196,5 x 150 cm
  • Categoría: 
    Pintura
  • Año de ingreso: 
    1988
  • Observaciones: 
    Año de ingreso: 1988 (procedente de la ordenación de fondos del Museo Español de Arte Contemporáneo, MEAC)
  • Nº de registro: 
    AS07488

Después de haber llevado a cabo obras como los retratos de su hermana Ana María, en 1926 y 1927 resurge con fuerza en Dalí el interés por el cubismo, un cubismo suigéneris, adaptado a las leyes de su propia personalidad, tal como se observa, por ejemplo, en otras pinturas asimismo pertenecientes al Museo Reina Sofía: Natura morta (Bodegón al claro de luna), datado en 1927, e incluso en otro lienzo realizado un año antes, Dues figures (1926). A este período pertenece también Arlequí, menos conocido por el gran público pero igualmente interesante, cuando menos, que los citados, si se tiene en cuenta tanto su gran tamaño como la perfección de su factura. En relación con esta composición cabe destacar además la sabiduría con que Dalí ha logrado conjuntar en un mismo lienzo la admiración por la vanguardia —en este caso, el cubismo— y el respeto por tradición pictórica hispana, como lo demuestran los blancos plegados, tan cercanos a Zurbarán, que conforman la parte izquierda del rostro del personaje protagonista. Algunos biógrafos del pintor han insistido en las peculiares características de Arlequí, así como de algunas otras de las obras dalinianas de estos mismos momentos cercanas también a la estética cubista. En este sentido, Max Gérad, en su biografía sobre Salvador Dalí, editada por  Blume en 1970, asegura que «la severa geometría del cubismo ha impresionado a Dalí, pero la abandonará aunque conserve la alegría de los volúmenes y una construcción sólidamente estructurada».

Paloma Esteban Leal

Compartir