Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Alpujarra

+ Añadir a la visita
  • Fecha: 
    1963
  • Técnica: 
    Óleo sobre lienzo
  • Dimensiones: 
    180 x 130 cm
  • Categoría: 
    Pintura
  • Año de ingreso: 
    1999
  • Nº de registro: 
    AD01012
  • Expuesto en:
José Guerrero se integró plenamente en el campo de acción de la segunda generación de la Escuela de Nueva York a partir de su llegada a esta ciudad en 1950. En esta etapa, y hasta su regreso definitivo a España en 1965, Guerrero redefine su pintura, abandona por completo la figuración inicial y se integra en el contexto norteamericano mediante una personal combinación de la pintura gestual de Willem de Kooning o Robert Motherwell con las estrategias del color field painting de Mark Rothko. En los primeros años sesenta, la obra de Guerrero remite con frecuencia a elementos culturales y geográficos de su tierra natal, como en este caso la comarca granadina de la Alpujarra. Inspirado por un personal proceso psicoanalítico, convierte su memoria en fuente de su trabajo, donde reaparecen elementos arquetípicos de la cultura andaluza. Entre ellos destaca el tratamiento del negro, al que aludió en estos términos: «Desde que puedo recordar, el negro siempre estaba allí, como una parte de la vida; en la gente, en el paisaje, en la soledad». En la pintura de Guerrero, el color define un vocabulario personal, y el lienzo es percibido como espacio de acción dramática, en línea con el primer expresionismo abstracto; al mismo tiempo, el neto tratamiento de los límites entre planos de color, anuncia su cambio de rumbo hacia una pintura más estructurada a partir de la década de 1970.

Compartir