ACESSO PROFESIONALES
Inicio de sesión | Registro

André du Colombier.Un punto de vista lírico (28/12/2022)

16 de mayo de 2023 – 28 de agosto de 2023 / Edificio Sabatini, 3ª planta

La exposición que el Museo Reina Sofía dedica a André du Colombier, presenta por primera vez en un museo la obra de este artista. La obra de Du Colombier (Barcelona, 1952-París, 2003) realizada entre 1977 y 2000, emplea una gama restringida de medios y géneros. Como artista, eligió trabajar al margen del sistema artístico institucional dominante y utilizó sus medios artísticos para desenmascarar y subvertir el estatus de mercancía de la obra de arte en el periodo de formación del mercado del arte actual.

Cuestionando las nociones de originalidad de la obra de arte y su condición de objeto, utilizaba la fotografía, producía textos manuscritos o impresos en Letraset sobre papel, se apropiaba y modificaba imágenes y textos encontrados producidos en masa (tarjetas postales, envases de productos alimenticios, etc.), así como trabajaba con objetos disponibles comercialmente y de bajo coste, como utensilios domésticos, juguetes y recuerdos turísticos. Estos objetos se utilizaban en escenarios temporales y cambiantes: dispuestos en exposiciones o utilizados para la puesta en escena privada de "piezas" en sesiones presenciadas por una o pocas personas invitadas, realizadas en situaciones casuales y cotidianas.

Pero fue el lenguaje el medio elegido por el artista, quien se relaciona de forma subversiva con varias lenguas (desde el francés hasta el español y el rumano), unificando toda su producción en el ámbito de las frases hechas, los juegos de palabras, las citas de los eslóganes publicitarios y los clichés culturales, que fusionaba con sus propias invenciones, esencialmente poéticas, constituyendo finalmente un lenguaje hecho de fragmentos.

La relación del artista con las instituciones —incluidas las instituciones artísticas— fue crítica y problemática, al igual que la posición del artista ante la cuestión del trabajo en la sociedad capitalista tardía. Durante su vida, la obra de André du Colombier fue apoyada por un pequeño grupo de aficionados, sobre todo sus amigos, entre los que destacan la crítica de arte y comisaria polaca afincada en París, Anka Ptaszkowska, y el artista francés François Guinochet, quienes investigaron, inventariaron y conservaron una parte importante de la obra y documentación del artista tras su prematura muerte. Su obra también fue apoyada por muy pocas galerías y algunos coleccionistas.

Du Colombier presentó su obra en exposiciones en galerías de París, Caen, Bruselas, Varsovia y Praga, en exposiciones de corta duración en espacios privados (sobre todo en apartamentos de amigos) y en acciones y formatos efímeros, escenificados para una o pocas personas: en la mesa de un café, llamadas telefónicas dedicadas, o textos cuidadosamente compuestos, enigmáticos y aforísticos, escritos en tarjetas postales dirigidas a amigos y a enemigos amistosos. Sólo en tres ocasiones a lo largo de su vida realizó exposiciones individuales en instituciones públicas (Hotel de Sully, París, 1990, Galeria Foksal, Varsovia, 1990 y Centre d'art contemporain de Basse Normandie, Hérouville, 1992).

La muestra en el Museo Reina Sofía está organizada en torno a grupos de obras reunidas y presentadas por el artista en varias exposiciones cruciales que concibió y que se leen desde la perspectiva actual como declaraciones cuidadosamente orquestadas y codificadas. Sin embargo, la muestra no intenta reconstruir museológicamente las disposiciones espaciales de las obras en esas exposiciones, ni pretende incluir rigurosamente todas las obras que conformaron las presentaciones originales. Por el contrario, trata de rastrear la actitud de du Colombier —su humor y tropos de ironía constantemente presentes en su obra—, elaborar su posición política anarco-individualista, y seguir su pensamiento en la forma en que articuló sus obras mediante textos y escritos, imágenes y objetos.

Puedes descargar aquí el avance de la exposición

Imágenes HD