Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Accesibilidad - Personas con discapacidad intelectual

El Museo Reina Sofía es un lugar para las personas, un espacio propicio donde se multiplican las oportunidades para una educación crítica y en valores, para la reflexión, para el desarrollo individual y para la convivencia social. El Museo debe aprovechar sus valores intrínsecos y constituir un entorno lo suficientemente humano y estimulante como para potenciar el desarrollo de las personas con capacidades diferentes, convirtiéndose en un modelo de normalización, diálogo e integración social. Además de las diversas actividades educativas que el Museo ofrece para personas con discapacidad intelectual, existen una serie de visitas de accesibilidad intelectual dirigidas específicamente a este tipo de visitante.

Resultados

  • Desarrollo de la actividad
    15 octubre, 2008 - 30 junio, 2010 - Martes y jueves
    Accesibilidad Personas con discapacidad intelectual Educación Taller

    El hilo conductor de esta actividad -la primera que desde el Museo se diseña específicamente para grupos de personas con discapacidad intelectual- es el “espacio”, entendido de forma muy amplia, en sus múltiples acepciones y significados. El nombre de la actividad está tomado del título de un libro del escritor francés Georges Perec en el que se enumeran y definen los múltiples tipos de espacios que nos rodean. Partiendo de esos espacios cotidianos, los participantes se introducen en los “espacios” que han creado varios artistas contemporáneos.

  • Una de las creaciones realizadas por un usuario del Centro Ocupacional Fray Bernardino Álvarez, 2008.
    30 julio, 2008
    Accesibilidad Personas con discapacidad intelectual Educación Taller

    Esta actividad ofrece a un grupo de personas con discapacidad intelectual la posibilidad de adentrarse en la exposición Máquinas y almas. Arte digital y nuevos medios. Tras un recorrido guiado por los interactivos de Daniel Rozin, el robot antropomórfico de David Byrne, las esculturas de luz de Paul Friedlander o las “bestias de la playa” de Theo Jansen, el énfasis recae en la experimentación con las pinturas digitales del creador Evru.