Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Accesibilidad

A través de la Lengua de Signos Española (LSE) y de la utilización de sistemas de ayuda a la audición, como es el caso del bucle de inducción magnética, toda la comunidad sorda tiene la posibilidad de visitar, participar y disfrutar del Museo. Independientemente del sistema que utilice cada persona sorda o con pérdida auditiva, es posible visitar el Museo tanto de forma autónoma, como en grupos organizados, además de disfrutar de toda la programación de actividades que se realizan.

El Museo Reina Sofía es un lugar para las personas, un espacio propicio donde se multiplican las oportunidades para una educación crítica y en valores, para la reflexión, para el desarrollo individual y para la convivencia social. El Museo debe aprovechar sus valores intrínsecos y constituir un entorno lo suficientemente humano y estimulante como para potenciar el desarrollo de las personas con capacidades diferentes, convirtiéndose en un modelo de normalización, diálogo e integración social. Además de las diversas actividades educativas que el Museo ofrece para personas con discapacidad intelectual, existen una serie de visitas de accesibilidad intelectual dirigidas específicamente a este tipo de visitante.

El compromiso del Museo Reina Sofía con la accesibilidad universal se materializa en una serie de acciones que, fundamentadas en el principio del “diseño para todos”, respondan a la idea de diversidad funcional humana, contribuyendo a facilitar, completar y enriquecer la experiencia de todos los visitantes. Además de sus líneas de acción educativa específicas para los diversos públicos con discapacidad, el Museo ofrece un amplio conjunto de servicios de accesibilidad al visitante.

Resultados