Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Paul Strand. El mundo a mi puerta. 1950-1976

2 julio - 25 septiembre, 1996
/
Edificio Sabatini, Planta 3, Gabinete de papel

Formado con el fotógrafo Lewis Hine y próximo a Alfred Stieglitz, Paul Strand (Nueva York, 1890-Orgeval, Francia, 1976) es uno de los protagonistas de la definición y práctica de la fotografía moderna, a mitad de camino entre la fotografía directa −también conocida como straight photography− y la documental. Desde mediados de los años veinte, Nueva York se convierte en punto de partida y principal escenario para el artista y otros artistas de similar tendencia. Pero en 1950 Strand abandona Nueva York para autoexiliarse en Francia. Así, la exposición Paul Strand: el mundo a mi puerta. 1950-1976 presenta, a través de ciento cincuenta imágenes, el trabajo realizado por Strand en Europa durante sus veinticinco años de autoexilio.

Una vez instalado en Francia, Strand busca poner en marcha un proyecto pensado anteriormente: “visualizar un pueblo donde pueda ser representado el inquebrantable intercambio entre hombres, escenarios de su vida diaria y paisaje”, dado que -como señala la especialista en fotografía, Ute Eskildsen- su propósito es “confirmar un sistema social en relación con la naturaleza”.

La muestra arranca con un prólogo compuesto por una selección de fotografías de su época neoyorquina (hacia 1915), en las que se puede apreciar el germen de su estilo y método de trabajo. El resto de la exposición se organiza en base a ese proyecto de vida: viajes fotográficos con cierta voluntad antropológica, en los que destaca el valor concedido a la idea de objetividad de las imágenes: Francia (1950-1951), Italia (1953-1954), Islas Hébridas (1954), Egipto (1959), Marruecos (1962), Ghana (1963-1964). Cada uno de los viajes genera un fotolibro, un personal retrato de cada país (La France de profil, Un paese, Tir a´Mhurain, Living Egypt, The Garden y Ghana: An African Portrait).

El recorrido se cierra con unas fotografías tomadas en el jardín de su casa en Orgeval, a las afueras de París. En los primeros planos de plantas y en los caminos de flores −que se convierten en abstracciones por la amplitud de foco, aun a pequeña escala−, Strand reconoce su propio mundo interior, reflejado en obras como On my doorstep (1976).

El propósito de todas estas imágenes no es mostrar, una vez más, lo conocido. El artista no trata tanto de descubrir o renovar la imagen de un país, sino de explorar la vida de esos lugares a través de los rostros y prácticas cotidianas de sus habitantes. Los ejes que estructuran su trabajo son la noción de composición, la nitidez de las imágenes resultantes sin manipulación durante el revelado y el uso de primeros planos. A ello se une la búsqueda de la relación del hombre con la máquina o con la religión, como se puede apreciar en en Leaving church, Rumania (1967).

En la fotografía de Strand, la arquitectura, los ornamentos de las viviendas, los aperos y las personas poseen una belleza equivalente y son, en palabras de Eskildsen, “los signos de una cultura que ha crecido orgánicamente de la tierra”.

Datos de la exposición

Organización: 
Aperture Foundation, Paul Strand Archives, Nueva York
Comisariado: 
Anthony Montoya
Itinerancia: 

Museum Folkwang, Essen; Stadt Museum, Munich; Palais des Beaux Arts, Bruselas; Lillehammer Art Museum, Noruega; Rótterdam; Edimburgo; Roma; Milán; Kunsthaus Zúrich; Salzburgo

Artistas

Compartir

Exposiciones actuales