Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Juan Soriano. Aves de paso

21 noviembre, 2006 - 19 febrero, 2007 /
Edificio Nouvel, Planta 0

Con motivo de la concesión del Premio Velázquez 2005 a Juan Soriano (Guadalaja, México, 1920 - México D.F., 2006), el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía le dedica esta exposición, a la que precedió Juan Soriano. Retrospectiva. 1937-1997 que el Museo le dedicó en 1997.

Soriano expuso por primera vez en su ciudad natal con 14 años. Un año después se traslada a la ciudad de México, donde entabla relación con Frida Kahlo, Diego Rivera, José Clemente Orozco y el grupo literario de Los Contemporáneos, además de con un Octavio Paz muy joven, con quien mantendrá un constante y fructífero diálogo. Poco tiempo después entra en contacto con los exiliados españoles, como María Zambrano, Ramón Gaya, Luis Cernuda, León Felipe o Giner de los Ríos. A lo largo de más de setenta años de actividad creativa entre dibujos, pinturas, grabados, escenografías, tapices, cerámicas y esculturas, Soriano se convirtió en "leyenda viva" de México. Su obra es la afortunada fusión de tradición, fantasía poética e imaginación visual.

Desde joven, el artista rechazó el muralismo imperante para pintar con absoluta libertad. Pronto obtuvo el respeto de Rufino Tamayo y el reconocimiento de la generación mexicana de la Ruptura. Con Leonora Carrington, León Felipe y Octavio Paz, fundó el grupo teatral Poesía en Voz Alta (1956). Su obra fue exhibida con regularidad en México, pero también en Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Canadá, Rusia, China o Bélgica.

Hasta los años cincuenta las naturalezas muertas, los retratos y autorretratos y las escenas oníricas hacen de Soriano un pintor inclasificable, pues el clasicismo compositivo de sus cuadros se ve zarandeado por la osadía expresionista de los colores. A partir de su primera estancia en Roma y, sobre todo, después de un viaje a Creta, abundan los temas mitológicos, tratados ya con todas las conquistas de la abstracción. Después entra en un período más sereno, en el que sobresalen los motivos florales, los animales y el mar. Durante los últimos años de su vida, le dedicó una atención casi exclusiva a la escultura monumental para espacios públicos.

En esta muestra, las aves son su único motivo, que actúa como hilo conductor. Numerosas aves están presentes en su "Bestiario" de Guillaume Apollinaire y en el "Animalario" de Alfonso Reyes, así como en su obra pictórica y escultórica. 

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Comisariado: 
José Miguel Ullán
Artistas
Juan Soriano

Compartir

Exposiciones actuales