Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Jorge Galindo. Pintura animal

9 marzo - 7 abril, 1999
/
Edificio Sabatini, Planta 1
Vista de sala de la exposición. Jorge Galindo. Pintura animal, 1999
Vista de sala de la exposición. Jorge Galindo. Pintura animal, 1999

Jorge Galindo (Madrid, 1965) realiza en Pintura animal una crítica a varios niveles distintos: contra la falsa apreciación de la pintura abstracta, contra el exceso en el orden decorativo doméstico y contra la abundancia de imágenes que rodean al hombre contemporáneo.

Respecto al primero, el artista evoluciona en relación a trabajos anteriores y realiza sus primeras obras figurativas en pintura, tras sus piezas con telas estampadas y collages fotográficos. En ellas opta por trabajar sobre unas superficies pictóricas de gran tamaño, realizadas con mantas, telas y retales.

En cuanto al vocabulario desarrollado, en estos cuadros se reconocen guiños a la Abstracción gestual, romántica y posmoderna. El color rojo domina en las siete obras que conforman esta serie y sobre él destaca la representación de un perro. La inserción de este elemento figurativo apela al segundo factor: los calendarios y otros objetos con animales que, con una estética próxima al kitsch, decoran multitud de casas.

El gesto de Galindo se pone de manifiesto en el hecho de que, complementa y modifica esas imágenes e iconografías propias de lo íntimo y doméstico con otros motivos también de consumo privado, como la pornografía. Así, esos grandes retratos figurados de canes y otros animales se completan con un torso femenino, que sujeta con ambas manos sus pechos. En otros casos, coloca junto a la boca del animal órganos sexuales masculinos.

El propósito es la dislocación y la tergiversación producidas por las imágenes resultantes, iconografías derivadas de una particular combinatoria, desde la crítica a la cultura de masas de los medios impresos.

El conjunto de pinturas sintetiza la falta de filtros por parte del lector y consumidor, que conduce a la apropiación y al uso indiscriminado de referencias visuales de origen gráfico, cuyo valor y significado original queda anulado o ridiculizado.

Por otro lado, Galindo insiste con su trabajo en poner de manifiesto el oficio del pintor desde el proceso creativo y desde la voluntad de hacer visible su complejidad. Todas estas obras son parte de su última investigación personal, cuyo punto de inicio es la pintura bruta, en palabras de Rafael Doctor, responsable de la coordinación de Espacio Uno.

En este caso, encuentra una vertiente en la experimentación con los lenguajes pictóricos para adecuarlos a los mensajes. De este modo, al aunar la libertad de ejecución con el caos de la contemplación, obtiene como resultado una considerable violencia contemplativa y al tiempo, genera otro camino personal hacia el desarrollo del Arte Abstracto.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Artistas:
Jorge Galindo

Compartir

Exposiciones actuales