Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Harun Farocki. Pensaba que veía presidiarios

24 enero - 17 abril, 2006
/
Edificio Sabatini, Espacio Uno

Harun Farocki  (Novi Jicín, República Checa, 1944) estudia en la Academia Alemana de Cine y Televisión (DFFB) en Berlín, de donde fue expulsado en 1968 por razones políticas. Ensayista y cineasta, ha realizado además los guiones de varias películas y producciones para televisión. Su obra ha sido expuesta en diversas retrospectivas internacionales y reconocida con diferentes galardones. 

Las películas tempranas de Farocki están marcadas por ideas sobre una revolución cultural, como las que formulaba la izquierda, en ese momento cada vez más radical, y se desarrollan explícitamente como un medio efectivo de difusión de propaganda política. Mientras sus películas educativas y políticamente más comprometidas someten al público a un programa  analítico y de toma de conciencia, las sucesivas son obras de autor, ensayísticas y documentales, que requieren de una recepción más activa por parte del público. Así, los documentales se abstienen intencionadamente de cualquier interpretación de los sucesos retratados, mientras presentan la vida cotidiana de una forma claramente visible, al tiempo que revelan su lógica capitalista oculta.

Paralelamente, surgen ensayos cinematográficos que cuestionan el uso del cine mismo como medio pictórico. Mediante el montaje y una composición deliberada de materiales que se han encontrado o que se han filmado a propósito, Farocki produce un subtexto que abre los contextos de significado técnicos, socio-políticos y culturales en la producción, distribución y recepción de imágenes. En estas obras el artista trata las interacciones de procesos históricos y su representación en los medios. Desde finales de los noventa, Farocki se dedica cada vez más a crear obras de vídeo que tienen un contexto de exposición, como para Documenta X en 1997. Sus últimas instalaciones tratan de la instrumentalización de la cámara como herramienta de supervisión y control en ámbitos civiles y militares.

La videoinstalación de doble canal, Pensaba que veía presidiarios (2000) que se presenta en el Espacio Uno del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, cuestiona la conexión entre la arquitectura, la sociedad y la manera de disciplinar a los individuos. El vídeo muestra a unos carceleros disparando contra algunos presos que se pelean en el patio de una cárcel de alta seguridad en los Estados Unidos. La zona de tiro es simultáneamente el campo de visión de las cámaras y los tiradores. Esta obra fue producida específicamente para la exposición Things we do not understand (Cosas que no entendemos) por la Generali Foundation de Viena.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Comisariado: 
Ricky Reiner

Compartir

Exposiciones actuales