Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Edward Ruscha. Made in Los Angeles

18 julio - 30 septiembre, 2002
/
Palacio de Velázquez, Parque del Retiro, Madrid

La obra de Edward Ruscha (Omaha, EE.UU., 1937) es de referencia obligada a la hora de abordar el panorama artístico de los sesenta en la Costa Oeste de los EE.UU. Influenciado por la estética e intenciones del Pop Art, Ruscha sigue la línea trazada por artistas como Jasper Johns, Roy Lichtenstein, David Hockney, Robert Rauschenberg y Andy Warhol. Fue concretamente la premeditación que exhibía en sus obras –que supieran lo que iban a pintar antes de pintarlo– lo que le interesó a Ruscha de la obra estos otros artistas.

Esta exposición en el Palacio de Velázquez está centrada en la ciudad Los Ángeles como objeto recurrente y, casi obsesivo, en el universo del artista americano. Aunque repasa ampliamente su trayectoria a través de diferentes periodos, estilos, materiales y temáticas presentes en su trabajo, no se trata de una exposición retrospectiva sino temática. Las obras, entre las cuales se encuentran pinturas, fotografías, dibujos, libros y arte gráfico, están repartidas en seis secciones centradas diferentes aspectos de L.A. que Ruscha ha convertido en iconos a lo largo de su trayectoria.

La primera de estas secciones está dedicada a las gasolineras. El motivo primigenio que dará lugar al primero de muchos libros de fotografías, Veintisiete gasolineras (1963). Artistas como Walker Evans o Edward Hopper habían incorporado con anterioridad a su obra las estaciones de servicio. Para Ruscha, eran un símbolo del extenso territorio de carretera de los EE.UU., concretamente de la ruta entre Los Ángeles y Oklahoma City frecuentada por el artista. Del mencionado libro surgen las series de dibujos y pinturas de la gasolinera Standard Oil Company, algunas de las cuales pueden verse en esta exposición.

A esta sección le sigue otra dedicada a los apartamentos y la arquitectura de Los Ángeles. Los peculiares rasgos estructurales de los edificios dan lugar a otro libro y más dibujos basados en las fotografías acompañadas por las direcciones en las que se encuentran situados. Esta temática iniciada a finales de los sesenta permanecerá durante décadas en el imaginario de Ruscha.

“Hollywood y Sunset” es el nombre de la tercera sección. El logotipo del estudio cinematográfico y las nueve letras que componen su nombre situadas en la cima del Mount Lee dan lugar a composiciones pictóricas de diagonales acentuadas, serigrafías y cuadros con frases donde Hollywood da lugar a una nueva semiótica. Sunset Boulevard es igualmente homenajeado en el libro más ambicioso de Ruscha, que recorrió la extensa avenida fotografiando los dos lados de la calle y tomando referencias de cada uno de sus edificios. Así nace Todos los edificios de Sunset Strip (1966).

La cuarta sección está dedicada al paisaje de Los Ángeles: aparcamientos, piscinas, palmeras. En ella se exponen el peculiar inventario a través de libros de fotografías como Treinta y cuatro aparcamientos (1967), Nueve piscinas (1968) y Oportunidades inmobiliarias (1970).  A los que más tarde se suman Unas cuantas palmeras (1971) y Gente de color (1972) en el que reproduce quince fotografías en color de cactus en un libro de setenta y cuatro páginas. En esta misma sección aparece Manchas (1969), libro en el que cada página está ocupada por una mancha central producida por un producto diferente como agua del grifo de L.A., gasolina o hierba entre otras setenta y cinco. Se encuentran también expuestos paisajes conceptuales como The Canyons (1979) o LAX-Sunset-Malibu (1981) en los que Ruscha aplica su característico formato panorámico importado del cine.

“Las palabras de Los Ángeles” es la quinta sección. En ella los lienzos se encuentran ocupados por palabras o frases escritas sobre la superficie de la tela. Ruscha quiere transformar lo visual y gráfico en audible como prueba de que la imagen pictórica de algo permanece unida a las palabras que la representan, tal y como dice el artista.

La última sección de esta exposición es denominada “Las calles de Los Ángeles” por ser un conjunto de mapas visuales y conceptuales iniciados por Ruscha en 1968 al pintar una serie de pinturas aéreas representando las luces de la ciudad y que aparecen en esta muestra junto a esas otras obras que superponen los nombres de calles de Los Ángeles sobre grandes montañas nevadas como sucede en Artesia (1998), La Brea (1999) o Hope, Olive, Spring (1999).

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Comisariado: 
Richard D. Marshall

Compartir

Exposiciones actuales