Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Carles Congost. Popcorn Love

24 abril - 27 mayo, 2001
/
Edificio Sabatini, Espacio Uno

Desde que en 1994 se licenció en Bellas Artes en la Universidad de Barcelona, Carles Congost (Olot, 1970) ha presentado su obra en múltiples exposiciones, tanto dentro como fuera de España. Congost pertenece a una generación de jóvenes artistas multidisciplinares e interesados por los diversos formatos en los que se despliega el arte contemporáneo en estos comienzos del siglo XXI. La espontaneidad que caracteriza su trabajo, la asunción de influencias dispares y la capacidad para elaborar sus obras utilizando diferentes medios como el vídeo, la música, el dibujo o la fotografía; le convierten en uno de los artistas más activos de la escena artística actual.

Esta exposición se plantea como parte de la actividad programática del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de apoyo a los artistas jóvenes, especialmente del panorama nacional. Para esta ocasión ha transformado su Espacio Uno en una sala de cine donde los visitantes pueden asistir a la proyección del tráiler Kratter´s y de la película Love & FX, ambos del 2001. Esta instalación, titulada por el artista Popcorn Love, cuenta con una enorme cama en la que es posible acomodarse para ver las proyecciones, además de un kiosko dispensador de palomitas. A través de estos elementos el artista trata de reproducir la experiencia ritual y colectiva asociada al visionado de películas en las salas de cine. De esta manera, Congost establece una conexión entre el séptimo arte y el videoarte, que destaca por su enorme versatilidad y por la ausencia de un formato expositivo cerrado.

Kratter’s (2001) es un tráiler de tres minutos y medio de duración que anuncia una película de aventuras desarrollada en el interior de un volcán en peligro de erupción. Allí se encuentran el protagonista, encarnado por el artista caracterizado de adolescente, y el “Señor de la Caverna”, un habitante de la gruta que entabla un diálogo con el joven en el que le previene de que la verdadera amenaza no es su situación actual sino su próximo paso a la edad adulta. La obra, inspirada en el estilo cinematográfico hollywoodiense, es una cómica reflexión sobre el sentido de la responsabilidad y la imposición de la toma de decisiones que conlleva la vida adulta. La figura del adolescente funciona como alter ego de los jóvenes artistas que se encuentran con las disyuntivas propias de su entrada en el mercado del arte. Congost añade detalles autobiográficos como el propio nombre del vídeo que hace referencia a la discoteca de moda en Olot durante su adolescencia.

Junto a este tráiler se exhibe Love & FX (2001), una pieza de vídeo de siete minutos y diez segundos que imita la estética de los productos audiovisuales creados para adolescentes como la teleserie o el videoclip. La escena se desarrolla en un gimnasio donde un grupo de jóvenes se enfrentan a su incapacidad para comunicarse al tiempo que son protagonistas de una serie de acontecimientos extraños como la aparición de un humo rosa que invade la habitación.

En ambos trabajos se reflejan los intereses artísticos de Congost en torno a los productos culturales y a su consumo social. Su diagnóstico cargado de ironía utiliza para llegar a su público las mismas herramientas que el mercado pone en juego para captar a sus consumidores. De esta manera, el artista deja entrever las semejanzas existentes entre la alta y baja cultura, una clasificación que su trabajo plantea como obsoleta.

Datos de la exposición

Organización: 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Artistas
Carles Congost

Compartir

Exposiciones actuales