Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Tratamiento de restauración de la fotografía Retrato de José Echegaray de Kaulak

Restauración Retrato de José Echegaray
Restauración Retrato de José Echegaray

El proyecto Dos Lecturas de la Colección ofrece una visión personal de la colección del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía a través de dos artistas: Rosa Barba y Juan Luis Moraza. Ambos realizaron un exhaustivo estudio de los fondos del Museo para, posteriormente, presentar una selección, dando así sendas visiones y propuestas de la colección. Juan Luis Moraza reunió un amplio espectro artístico en El retorno de lo imaginario. Realismos entre XIX y XXI, en total 211 obras, muchas de las cuales nunca antes habían salido de los almacenes del Museo. Entre ellas se encontraba El Retrato de José Echegaray de Kaulak, nombre artístico de Antonio Cánovas del Castillo y Vallejo.

Estado de conservación

Se trata de una fotografía al gelatinobromuro de plata virada a sepia en papel, adherida a un segundo soporte de cartón que había sufrido un grave daño provocado por un problema en el sistema de montaje.

Como se aprecia en las imágenes, la obra se había montado con bandas autoadhesivas de cartón neutro y mylar en una carpeta passe-partout pero, en algún momento, una de ellas había fallado adhiriéndose sobre la emulsión y desgarrando por completo parte de la misma.

Tratamiento realizado

Para su restauración se procedió en primer lugar a la eliminación mecánica del cartón por estratos hasta dejar una mínima capa. A continuación, y ayudándonos de un leister de aire caliente, separamos esta última capa de la emulsión.

Seguidamente se procedió a retirar los restos de adhesivo que quedaban sobre la superficie de la emulsión fotográfica. Una vez logrado esto, y ayudándonos del atomizador de vapor, el humidificador por ultrasonidos y poliéster, se continuó por hidratar y alisar de nuevo la parte de emulsión perdida para volver a adherirla al soporte original.

Por último, se llevaron a cabo unos retoques cromáticos para ajustar el color en las pequeñas zonas de pérdidas que quedaban. Finalmente, se dispuso un nuevo montaje en carpeta de passe-partout, esta vez suplementando el grosor de la obra mediante bandas de cartón neutro para evitar el uso de adhesivos y el posible desplazamiento de la misma.

Conclusiones

Esta intervención demuestra la extrema importancia que tienen las medidas de conservación preventiva para la estabilidad de las colecciones de material fotográfico. Es fundamental realizar un seguimiento y un control periódicos del estado de conservación de los fondos, lo cual permite detectar, en su estado inicial, posibles deterioros que puedan afectar a las piezas. De esta forma, pueden tratarse antes de que los daños se agraven. Como muestra este caso analizado, donde una correcta adecuación de los sistemas de almacenamiento y manipulación de las obras supone evitar tratamientos posteriores o pérdidas irreversibles.

  • Para su tratamiento se procedió en primer lugar a la eliminación mecánica del cartón por estratos hasta dejar una mínima capa.
  • Para su tratamiento se procedió en primer lugar a la eliminación mecánica del cartón por estratos hasta dejar una mínima capa.
  • A continuación, y ayudándonos de un leister de aire caliente, separamos esta última capa de la emulsión.
  • A continuación, y ayudándonos de un leister de aire caliente, separamos esta última capa de la emulsión.
  • Seguidamente se procedió a retirar los restos de adhesivo que quedaban sobre la superficie de la emulsión fotográfica
  • Seguidamente se procedió a retirar los restos de adhesivo que quedaban sobre la superficie de la emulsión fotográfica
  • Logrado esto y ayudándonos del generador de aerosol, el humidificador por ultrasonidos y mylar se procedió a hidratar y  alisar de nuevo la parte de emulsión perdida para volver a adherirla al soporte original.
  • Por último se llevaron a cabo unos retoques cromáticos para ajustar el color en las pequeñas zonas de pérdidas que quedaban
  • Por último se llevaron a cabo unos retoques cromáticos para ajustar el color en las pequeñas zonas de pérdidas que quedaban
  • Finalmente se procedió a un nuevo montaje en carpeta passe-partout pero esta vez suplementando el grosor de la obra mediante bandas de cartón neutro para evitar el uso de adhesivos y el posible desplazamiento de la obra.

Compartir