Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Yuste, nogal del emperador Carlos V

  • Fecha: 
    1858 (primavera) / Copia de época
  • Técnica: 
    Albúmina (papel albuminado) sobre papel
  • Dimensiones: 
    Imagen: 41 x 31 cm
  • Categoría: 
    Fotografía
  • Año de ingreso: 
    2008
  • Nº de registro: 
    DE01866
Charles Clifford fue el fotógrafo oficial de la reina Isabel II de España, donde vivió a partir de 1850. Ocho años después viajó por Extremadura para visitar el monasterio de Yuste, al que se retiró el emperador Carlos V en 1557 y donde murió al año siguiente, exactamente tres siglos antes del viaje de Clifford, que probablemente celebraba el centenario. La mayoría de las fotos de aquella excursión muestran la preferencia de Clifford (que puede ser el hombre elegante que mira hacia la cámara en la fotografía) por la arquitectura clásica, las ruinas romanas y renacentistas que tanto fotografió en sus viajes españoles. El soberbio nogal de Yuste es la excepción; un árbol monumental al que unos años después, en 1873, rendiría «el debido acatamiento» el escritor Pedro Antonio de Alarcón, quien informa de que su «edad no bajará de seis siglos» y «es tenido en gran veneración histórica y del que no hay viajero que no se lleve algunas hojas como recuerdo». Los restos del «Imperial Monasterio, con sus oficinas y palacio de Carlos V» (en ruinas desde la Guerra de Independencia y propiedad privada desde 1821) contrastan con el vigor del árbol, que había sobrevivido al poder, tanto religioso (los monjes jerónimos), como político (la dinastía de los Austrias). Una metáfora de la decadencia histórica, de una nación arruinada y demasiado pendiente de la memoria. Pero también una imagen romántica de la majestad de la naturaleza, próxima a fotografías como las secuoyas de Carleton E. Watkins de la década de 1860 o los recientes árboles centenarios invertidos de Rodney Graham.

Horacio Fernández

Compartir