Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

La tertulia del Café de Pombo

  • Fecha: 
    1920
  • Técnica: 
    Óleo sobre lienzo
  • Dimensiones: 
    161,5 x 211,5 cm
  • Categoría: 
    Pintura
  • Año de ingreso: 
    1988
  • Observaciones: 
    Año de ingreso: 1988 (procedente de la ordenación de fondos del Museo Español de Arte Contemporáneo, MEAC)
  • Nº de registro: 
    AS00915
  • Donación de Ramón Gómez de la Serna, 1947
  • Expuesto en:
La tertulia del Café de Pombo es la obra más emblemática de José Gutiérrez Solana, exponente de la gran afición de su autor a las reuniones de intelectuales, habituales durante el primer tercio del pasado siglo en los más conocidos cafés madrileños: el Nuevo Levante, el Universal, el Candelas y, sobre todo, el que da título al cuadro, el Pombo.
El lienzo, donado al Estado español por Ramón Gómez de la Serna en 1947, fue expuesto previamente en el I Salón de Otoño de Madrid, celebrado en octubre de 1920 en el famoso café madrileño del que tomó su nombre, situado en la calle de Carretas. Posteriormente pasó a formar parte de la colección de Gómez de la Serna.
Los protagonistas de la pintura son algunos de los mas destacados intelectuales de la época: Manuel Abril, Tomás Borrás, José Bergamín, José Cabrero, Gómez de la Serna –de pie, en el centro de la escena– Mauricio Bacarisse, el propio Solana autorretratado, Pedro Emilio Coll y Salvador Bartolozzi.
El esquema compositivo de este conocido lienzo repite las constantes de otras representaciones solanescas: fuerte claroscuro, frontalidad y hieratismo en el tratamiento de los personajes, así como la disposición de estos en semicírculo, rodeando a la figura central. El espejo aparece en su condición de elemento mágico, por medio del cual se confunden la realidad y la ficción, tal como ocurre asimismo en otros lienzos de Solana. La concepción dibujística de la obra, la abundancia de materia y el predominio de los tonos sombríos son también características de este popular retrato colectivo.

Paloma Esteban Leal

Compartir