Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Soledad interrumpida

+ Añadir a la visita
  • Fecha: 
    1971
  • Materia: 
    PVC y chapa de madera pintada
  • Técnica: 
    Grabación de audio
  • Técnica descriptiva: 
    Espectáculo plástico sonoro realizado con figuras rígidas e hinchables con movimiento por aire comprimido con música electrónica
  • Dimensiones: 
    Dimensiones variables
  • Categoría: 
    Instalación, Performance
  • Año de ingreso: 
    2009
  • Nº de registro: 
    AD05401
  • Expuesto en:
Esta obra es fruto de la estrecha colaboración entre el compositor Luis de Pablo y el artista José Luis Alexanco, lo cual podría traducirse como la confluencia de las experimentaciones de ALEA, laboratorio de música electroacústica dirigido por Luis de Pablo, con las del Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid, del que Alexanco fue uno de sus principales impulsores y representantes. Sus autores la definieron como una pieza «plástico-sonora», que hoy podríamos calificar como performance. En su origen estaba formada por ciento cuarenta figuras iguales, de cierta cualidad antropomorfa, diseñadas por Alexanco, a las que el artista insuflaba aire comprimido por medios mecánicos, para dotarlas de movimiento. Alexanco traslada así al escenario su planteamiento estético ensayado previamente en el Centro de Cálculo mediante procedimientos informáticos. Mientras, con variedad aleatoria, haces de luz y proyecciones puntuales eran distribuidas por la escena en penumbra. Varias cintas estéreo de música electrónica emitían, superponiéndose, composiciones de Luis de Pablo, de manera que el sonido envolvía el espacio.
Fue estrenada en 1971 en Buenos Aires, inicialmente invitados por el Instituto di Tella, aunque su abrupto cierre provocó el cambio de sede. Más tarde fue interpretada, entre otras ciudades, en Pamplona, París, Quebec, Ottawa o Múnich, y por última vez, en Nueva York (1980), concretamente en The Kitchen. En cada una de estas ciudades su representación tuvo lugar en emplazamientos muy diversos (museos, edificios en ruinas, iglesias o universidades), los cuales provocaron que la obra adquiriese formas, significados y connotaciones muy diferentes. La instalación actual, supervisada por los autores, continúa con su espíritu original de obra abierta.

Lola Hinojosa

Compartir