Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Personnage (Personaje)

  • Joan Miró Barcelona, España, 1893 - Palma de Mallorca, España, 1983
  • Fecha: 
    1981
  • Materia: 
    Bronce
  • Técnica: 
    Fundición a la cera perdida y patinado
  • Dimensiones: 
    89 x 65 x 44 cm / Base: 4 x 57 x 22 cm
  • Categoría: 
    Escultura
  • Año de ingreso: 
    1987
  • Nº de registro: 
    AS10574
Entre 1928 y 1934 Joan Miró se acerca a las técnicas del collage y de la construcción de objetos como una práctica anti-pictórica de rebelión frente a los conceptos tradicionales del arte. En su último período, a partir de los años sesenta, se propone crear una serie de obras que mantengan su antigua y fascinante atracción por el objeto, pero con una inequívoca voluntad de constituirse en corpus escultórico, que le conduce a la utilización de una técnica milenaria de esta disciplina: la fundición.
La colección de esculturas de Miró del Museo Reina Sofía, compuesta por 43 obras fechadas entre 1967 y 1981, responde a este criterio. Son obras que surgen a partir de los más variados y siempre humildes objetos, y que tras un largo proceso de definición en el que realiza multitud de dibujos y croquis, es finalizado con la fundición y el patinado del bronce en el taller de Parellada de Barcelona.
La originalidad de Personnage (Personaje, 1981) reside en la imponente presencia de la escultura creada a partir del vaciado de una forma surgida de una tela doblada. Los diferentes elementos gráficos, signos y trazos que Miró incluye en la obra, parecen definirla como una figura femenina que porta un báculo como personificación irónica del poder. Afirmaciones del artista como: «Burlándome de mis personajes. Burlándome del hombre, de esa marioneta a la que no se puede tomar en serio»; o referidas a la interpretación de su obra: «Mi pintura puede considerarse como humorística y alegre, aunque sea trágica», dan idea del trasfondo solo aparentemente contradictorio de obras como esta, en las que la ironía y la radical inventiva están tan presentes.

Carmen Fernández Aparicio

Compartir