Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Jardí d'Aranjuez. Glorieta II (Jardín de Aranjuez. Glorieta II)

+ Añadir a la visita
  • Fecha: 
    1907
  • Técnica: 
    Óleo sobre lienzo
  • Dimensiones: 
    105 x 134,5 cm
  • Categoría: 
    Pintura
  • Año de ingreso: 
    1995
  • Nº de registro: 
    AS12046
  • Expuesto en:
En el año 1897 Santiago Rusiñol viaja a Granada, donde realiza una serie de jardines (los cármenes, la Alhambra…) inspirados en la delicadeza de los parterres nazaríes, en los que la vegetación, el agua, la luz y los elementos arquitectónicos constituyen componentes esenciales. Finalizada la estancia granadina, Rusiñol ensaya las nuevas fórmulas pictóricas retratando asimismo los jardines de los lugares en los que vive o que visita: Sitges, Valencia, Játiva, Mallorca y especialmente, Aranjuez. El artista descubre esta localidad cuando contaba treinta y siete años, incluyéndola en sus «campañas de pintura» durante toda su vida, y siendo incluso donde le sorprendería la muerte. El Real Sitio era en aquellos momentos un enclave casi remoto, una vez que la monarquía había dejado de frecuentarlo casi un siglo atrás. La presencia de Rusiñol contribuirá notablemente, por tanto, al conocimiento y la popularización de sus melancólicos paisajes. Un primer conjunto de pinturas de jardines se mostraron en la galería L'Art Nouveau de París. En este establecimiento fueron expuestas durante los meses de octubre y noviembre de 1899, alcanzando un éxito que supuso su reconocimiento internacional. Lo corroboraban las críticas de prensa de la época, como la firmada por François Thiébault-Sisson en el diario Le Temps: «Rusiñol no es impresionista ni clásico: es él y nada más; y en la colección Jardines de España, que ahora se expone, yo no sé qué hay que admirar con preferencia, sí la verdad de su sentimiento o la espontaneidad de su factura, sí la delicadeza de su colorido o la acertada elección del asunto». Precisamente con ese mismo título, Jardines de España, ve la luz en 1903 un exquisito volumen que aúna pintura y poesía. En él, tras sendas introducciones de Azorín y el propio Rusiñol, conviven cuarenta y una hermosas láminas de los jardines con poemas en castellano y catalán de diversos autores: Machado, Marquina, Pérez de Ayala, Juan Ramón Jiménez, Costa i Llobera, o Joan Maragall, entre otros.

Paloma Esteban Leal

Compartir