Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Hommage au carré (Homenaje al cuadrado)

+ Añadir a la visita
  • Fecha: 
    1972
  • Técnica: 
    Óleo sobre madera
  • Dimensiones: 
    61 x 61 cm
  • Categoría: 
    Pintura
  • Año de ingreso: 
    2013
  • Nº de registro: 
    DO01973
  • Depósito-comodato Colección Patricia Phelps de Cisneros, 2013
  • Expuesto en:
Esta pintura pertenece a la serie titulada Hommage au carré (Homenaje al cuadrado) en la que Josef Albers trabaja desde 1950 hasta 1976. La serie se centra en la representación de un cuadrado central y una serie de sucesivos márgenes de colores puros, que reitera en distintas gradaciones cromáticas y matices pictóricos y que constituye un estudio único sobre la visión y el color. Albers aplica la pintura con espátula, de manera plana y recogida directamente del tubo. Sin embargo la secuencia e interacción de los colores generan profundidad y concentración, la línea y la forma establecen ritmos y tensiones y la repetición sugiere transiciones. Para Albers, profesor en la Bauhaus de Weimar y Dessau, en el Black Mountain College y en la Universidad de Yale, este análisis y experimentación con la pintura habla de uno de los fundamentos de su método de enseñanza, la complejidad de la visión y la necesidad de una contemplación activa. Albers declara que se aleja de los métodos tradicionales ya que el objetivo de su pedagogía es «abrir los ojos», mostrando que en el universo visual todo tiene una forma que afecta a su entorno, tanto a los colores como a las líneas adyacentes. Por ello su propio trabajo es un ejemplo de sus enseñanzas: materiales que demuestran los límites de sus posibilidades, la definición del espacio, la interacción de los colores entre sí y hacia y desde el espectador, la apariencia cambiante de la luz y la discrepancia entre el hecho físico y el psíquico. El conjunto de su producción y sus publicaciones sobre teoría del arte ofrecen una continuidad en sus convicciones, que muestran cómo para Albers la creación cobra un papel central en el sentido de la existencia.

Compartir