Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Denotación de una ciudad

  • Fecha: 
    1972
  • Técnica: 
    Emulsión fotográfica sobre acetato
  • Técnica descriptiva: 
    Conjunto de cinco tiras de negativos fotográficos con veintisiete imágenes
  • Dimensiones: 
    35 mm
  • Edición/Nº de ejemplar: 
    Ejemplar único
  • Categoría: 
    Fotografía, Acción
  • Año de ingreso: 
    2010
  • Nº de registro: 
    AD06199
  • Donación del autor, 2010
El artista argentino Carlos Ginzburg fue integrante del Movimiento Diagonal Cero en los años sesenta, del CAYC y del Grupo de los Trece en la década de los setenta. En sus comienzos, experimenta con prácticas neo-dadaístas, derivadas de Marcel Duchamp y aprendidas de su maestro Edgardo Antonio Vigo, con planteamientos inscritos entre la poesía visual, el arte conceptual y la performance.
Ginzburg fue uno de los artistas internacionales que participó en los Encuentros de Pamplona en 1972, escenario donde desarrolló una de sus acciones públicas, Denotación de una ciudad, que abarca señalamientos referenciales y el uso de textos tautológicos. En este caso, el artista pasea por la ciudad con un cartel que afirma «Estoy señalizando una ciudad», una acción con la que declaraba a la propia ciudad de Pamplona como una obra de arte. Al mismo tiempo, Ginzburg distribuía entre el público panfletos con la definición turística de Pamplona, en los que también se invitaba a la gente a sumarse a la propuesta y a realizar sus propias experiencias artísticas, subrayando de ese modo la idea de desmaterialización y expansión de la obra de arte.
En el conjunto de estas acciones se enfatiza la apropiación de lo cotidiano a través de la acción, convirtiéndola en una obra artística por una vía similar a la del ready-made de Duchamp. Ginzburg sugería que cualquier evento, situación o contexto es susceptible de ser arte, así como el potencial creativo de todos los seres humanos.

Salvador Nadales

Compartir