Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Day's End (El dia final)

  • Fecha: 
    1975
  • Edición/Nº de ejemplar: 
    Ilimitada
  • Descripción del medio: 
    Película Super 8 mm transferida a vídeo (Betacam Digital y DVD)
  • Duración: 
    23'10''
  • Color: 
    Color
  • Sonido: 
    Sin sonido
  • Categoría: 
    Vídeo
  • Año de ingreso: 
    2007
  • Nº de registro: 
    AD04640
  • Crédito de la imagen: 
    Cortesía Electronic Arts Intermix (EAI), Nueva York (http://www.eai.org)
La desindustrialización de la ciudad de Nueva York durante el período de posguerra alcanzó su momento álgido a principios de los años setenta. Gordon Matta-Clark fue uno de los principales responsables de la transformación espacial y social de estas áreas industriales en desuso. La zona histórica de los muelles, por su carácter deteriorado y vacío, fue un núcleo de experimentación para numerosos artistas. Esta película documenta el proceso de materialización de una de las deconstrucciones más ambiciosas y controvertidas de Matta-Clark, por la que le persiguió la ley durante meses. Como en otras ocasiones, buscaba la recuperación de un territorio abandonado y perdido de la ciudad para el disfrute y la creación colectiva.
Para ello el artista escogió un edificio ubicado en el muelle 52, reliquia del pasado industrial decimonónico, sobre el que realizó una serie de cortes, a veces bajo peligrosas circunstancias. La intención de estas complicadas maniobras y contorsiones en el aire se puede entender como un gesto humorístico, absurdo, una especie de homenaje a figuras del cine mudo como Harold Lloyd, que también demuestran su interés por la danza y la performance. En la monumental nave de acero y chapa corrugada, de interior similar a una basílica cristiana, Matta-Clark practicó varias aberturas en techo y paredes –una forma de vela en la fachada al río, un rosetón en la pared de poniente, una forma de cuarto de círculo en el suelo sudeste- conformando un ritmo de luces cambiantes y espejismos reflejados sobre el agua del río Hudson. Esta intervención ha sido una de las más duraderas (dos años) de Matta-Clark, sin embargo, no consiguió convertirla en el dinamizador cultural que pretendía ser. El edificio fue clausurado por la policía el mismo día de su inauguración y abandonado hasta el momento de su demolición.

Lola Hinojosa

Compartir