Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Colinas huecas nº 2

  • Fecha: 
    1983
  • Materia: 
    Chapa de hierro
  • Técnica: 
    Fundición y soldadura
  • Dimensiones: 
    120 x 150 x 130 cm
  • Categoría: 
    Escultura
  • Año de ingreso: 
    1997
  • Nº de registro: 
    AD00037
Desde los primeros años ochenta Susana Solano se alejó del formalismo minimalista para trabajar en una obra basada en la expresión de la subjetividad. El proceso creador y material se evidencia de una forma serena y sutil en esculturas trabajadas artesanalmente, pero partiendo de estructuras y materiales muchas veces manufacturados, procedentes de la industria, como chapa de acero, hierro negro, hierro galvanizado, rejillas, láminas de plomo o chapas onduladas. La base de los poderosos volúmenes en el espacio con los que Susana Solano ha trabajado, se sustenta en la alusión a escenarios vitales de reclusión interior, rememorados y configurados, de manera paradójica, en un espacio abierto, que hace de sus esculturas un «lugar de comunicación». Esto la aleja, desde sus inicios, de cualquier intención de representar de manera fiel lo aparente, para apostar por la evocación de sensaciones mediante formas en el espacio de cierto componente metafórico y de una poética nunca obvia. En muchas ocasiones, sus obras evocan la fluidez del agua en los paisajes y lugares de la infancia; en otras, el cuerpo y las vivencias íntimas, como cavidades físicas o paisajes de colinas huecas. En este sentido, la artista ha escrito: «El arte pertenece al tejido que envuelve lo temporal, que lo rememora, a las luces que lo iluminan y a las miradas que se acercan a él para indagar lo que se lleva».

Carmen Fernández Aparicio

Compartir