Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Change. My Problem Is a Problem of a Woman (Cambio. Mi problema es un problema de mujer)

  • Serie: 
    Tautological Cinema (Cine tautológico)
  • Fecha: 
    1979
  • Edición/Nº de ejemplar: 
    1/6
  • Descripción del medio: 
    Película 16 mm transferida a vídeo (Mini DV, Betacam Digital y DVD)
  • Duración: 
    8'
  • Color: 
    Color
  • Sonido: 
    Sin sonido
  • Categoría: 
    Vídeo, Performance
  • Año de ingreso: 
    2007
  • Nº de registro: 
    AD04654
A partir de 1975 la obra de Ewa Partum sufre un giro radical hacia postulados feministas, solo esbozados en su producción anterior. El frecuente uso de la performance como lenguaje expresivo y de ataque a la sociedad patriarcal, la sitúan en total sintonía con las prácticas de otras artistas europeas y norteamericanas como Valie Export, Carolee Schneemann o Hannah Wilke. Al igual que dichas artistas, Partum utiliza su cuerpo desnudo como herramienta de desestabilización del imaginario colectivo y las formas estereotipas de representación de la mujer. Sin embargo, como señala el escritor polaco Grzegorz Dziamski, un mismo gesto puede ser interpretado de forma distinta en una sociedad comunista frente a otra capitalista. La desnudez en un país soviético puede alcanzar la dimensión de verdad desnuda, de ideología escondida que aparece descarnada a la vista de todos. Un signo erótico se transforma en un signo de negación.
En esta performance Ewa Partum se desnuda ante el público, y hace que varias maquilladoras envejezcan uno de los lados de su cara y su cuerpo mediante la simulación de bolsas y arrugas. Su anterior axioma My touch is a touch of a woman, utilizada en la serie de obras titulada Tautological Cinema, se transforma en Change. My Problem is a Problem of a Woman (Cambio. Mi problema es el problema de una mujer, 1979), mostrando un desplazamiento en su trabajo desde una conceptualización de la feminidad, al feminismo político. Después de dos horas de trabajo, el cuerpo de la artista pasa a ser la obra, el soporte de un discurso conceptual sobre la mortalidad y el drama del envejecimiento en la mujer. De este modo, Partum anticipa discursos feministas sobre la vejez, la enfermedad y la cirugía estética, que serán desarrollados por otras artistas durante las décadas siguientes.

Lola Hinojosa

Compartir