Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Bilbao Song

  • Fecha: 
    2010
  • Edición/Nº de ejemplar: 
    1/4 + 1 P.A.
  • Descripción del medio: 
    Proyección de vídeo (Betacam Digital y DVD)
  • Duración: 
    5'53''
  • Color: 
    Color
  • Sonido: 
    Sonido
  • Categoría: 
    Vídeo
  • Año de ingreso: 
    2010
  • Nº de registro: 
    AD06190
La obra de Peter Friedl utiliza un complejo y heterogéneo conjunto de referencias, medios –dibujo, fotografía e instalaciones, entre otros– y recursos formales, con los que abordar el cuestionamiento sobre la continuidad o recuperación del proyecto de la modernidad en el tiempo presente, a través sobre todo de conceptos como «identidad» o «sujeto». En Bilbao Song, Friedl se sirve de la imagen en movimiento y de la teatralización como estrategia para evidenciar los sistemas de representación empleados en el arte, revisar la noción de género y apuntar hacia una doble dimensión política y estética de la mirada. La obra fue grabada en el escenario del teatro Serantes de Santurtzi (Vizcaya), y en ella intervienen actores profesionales junto a figurantes, alguno de ellos personas vinculadas al complejo panorama político vasco, como Julen Madariaga. Friedl utiliza el recurso del tableau vivant, una composición propia del género denominado «pintura de historia», empleada para narrar episodios míticos, frecuentemente con fines de propaganda política. El vídeo parte del cuadro de Jean-Auguste-Dominique Ingres, Enrique IV recibiendo al embajador español (1817), aunque incorpora referencias a otras obras de la escuela pictórica vasca, anteriores a 1939, es decir, al comienzo de la dictadura franquista. Referencias artísticas que Friedl contrapone a otras alusiones del imaginario popular. A su vez, la pieza establece un diálogo con cineastas como Alain Resnais, Luis Buñuel, Jean-Luc Godard o Pier Paolo Pasolini y autores teatrales como Bertolt Brecht, quienes también utilizaron el tableau vivant como estrategia política y poética. La banda sonora se compone de la interpretación instrumental de la pieza Bilbao Song, creada por Kurt Weill para la comedia musical de Brecht, Happy End, cuyo título invoca un final feliz para el conflicto vasco.

Lola Hinojosa

Compartir