Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

La apisonadora y la rosa

+ Añadir a la visita
  • Fecha: 
    1937
  • Técnica: 
    Óleo sobre lienzo
  • Dimensiones: 
    65 x 54 cm
  • Categoría: 
    Pintura
  • Año de ingreso: 
    1997
  • Nº de registro: 
    AD00146
  • Expuesto en:
En mayo de 1936, Óscar Domínguez realiza el que sería su último viaje a Tenerife, donde tiene conocimiento del inicio de la Guerra Civil. En octubre de ese mismo año regresa a París, comenzando a colaborar con el editor y tipógrafo Guy Lévis Mano. Ilustra en esa época las obras completas de Lautréamont y Trajectoire du rêve (Trayectoria del sueño) de André Breton, publicadas ambas en 1938. De este intenso período de contacto con el mundo de las letras, surgen pinturas de un surrealismo figurativo con fuerte componente literario, como La apisonadora y la rosa. Alejado del automatismo que caracterizará a las composiciones del denominado período cósmico, este lienzo contiene un claro mensaje de denuncia, posicionándose su autor del lado de la creación frente a la técnica supuestamente destructora. Este parece ser un tema que generó cierta preocupación en Domínguez, puesto que también en 1937 realiza otra versión del mismo, Machine infernale (Máquina infernal), en el que se incluyen los elementos fundamentales de La apisonadora y la rosa: una rosa y una gigantesca máquina cuyo rodillo se quiebra en el momento de aplastar la flor.

Paloma Esteban Leal

Compartir