Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Miró último (1963-1983): La experiencia de mirar

La muestra se centra en la pintura y la escultura que realizó el artista en el último periodo de su vida, cuando se enfrentó a su obra con la voluntad de explotar todas las capacidades del lenguaje plástico que había construido en los años centrales de la vanguardia histórica de París, con un sentido de máxima libertad y dominio de los medios de expresión.

La década de 1960, con la que se inicia el recorrido cronológico de esta exposición, comienza cuando Joan Miró (Barcelona, 1893- Palma de Mallorca, 1983), que había pasado un periodo de cierta inactividad pictórica, asiste a la revisión pública de su trayectoria, con motivo de la exposición monográfica de 1959 en el Museum of Modern Art de Nueva York, y la primera gran retrospectiva del Musée National d’Art Moderne en París, a comienzos de 1962. Una revisión que fue paralela al repaso íntimo de su propia producción, realizado a partir de 1956, cuando el artista pudo reunir toda su obra en la casa taller de Son Abrines en Mallorca, construida por su amigo el arquitecto Josep Lluis Sert, y enfrentarse físicamente a una obra guardada desde los años de la guerra.

Entonces, llevó a cabo una experiencia artística de introspección y de depuración de toda su trayectoria plástica previa que generó una nueva etapa en la que su universo creativo llegó a reflejar, paradójicamente,la mayor simplificación y el máximo de significación, sobre la base de la conciencia del acto creador.

La renovación de su pintura se materializó en el modo de trabajar fondos y soportes, y en el enriquecimiento de su lenguaje de signos plásticos, abordando los grandes formatos, e incidiendo en las posibilidades del gesto y las cualidades del material. El primer impulso fue el de la meditación y la vuelta al vacío pictórico en 1961, para luego desarrollar una pintura que asumía los conceptos de acción, compromiso y riesgo. Lienzos de espacio abierto a partir de toques fluidos y enérgicos, ligados a lo cósmico, y obras en las que predominaba la simbología de lo humano.

En escultura Miró retomó los conceptos de collage y assemblage de objetos, que había desarrollado en los años veinte y treinta, para realizar, desde la década de 1960, una escultura en bronce, que su objetivo era utilizar los objetos que coleccionaba como punto de partida para la invención de formas escultóricas, de un modo similar a la inspiración en las manchas accidentales sobre el papel como base de su pintura.

La exposición que va a presentarse en los Estados Unidos durante los años 2014 y 2015, incluye un conjunto de 18 pinturas, 8 dibujos y 27 esculturas, como exposición organizada por el Museo Reina Sofía y el Seattle Art Museum. Previamente, y organizada por el Museo Reina Sofía y la Fundación Silos de Burgos, se presentará una versión más reducida de la exposición, que incluye 14 pinturas y 16 esculturas en la Sala Valentín Palencia de la Catedral de Burgos.

Compartir

Itinerancia:
Sala Valentín Palencia (Catedral de Burgos): 4 octubre, 2013 - 8 enero, 2014
Seattle Art Museum: 13 febrero - 26 mayo, 2014
Nasher Museum of Art at Duke University: 14 septiembre, 2014 - 22 febrero, 2015
Denver Art Museum: 22 marzo - 28 junio, 2015

Organización: Museo Reina Sofía, Seattle Art Museum y Fundación Silos (Burgos)