Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Relacionado con Nicolás de Lekuona

Resultados

  • Man Ray. Las lágrimas, 1932 / Copia póstuma, 1982. Fotografía. Colección Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid
    30 mayo - 22 julio, 2007

    Coincidiendo con la edición del festival de fotografía PHotoEspaña 2007, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía propone un itinerario selectivo a través de fotografías de su Colección. La selección de fotografías se muestra en cinco espacios diferenciados y se ha establecido siguiendo un vínculo reflexivo entre la percepción subjetiva del espectador y el retorno de la mirada en la imagen.

  • Óscar Domínguez. Retrato de la pianista Roma, 1933. Pintura. Depósito de colección particular
    6 julio - 18 octubre, 2004

    La exposición Huellas Dalinianas refleja la influencia de Salvador Dalí (Figueras, 1904-1989) en las vanguardias españolas, desde 1929 hasta después de la Guerra Civil. Esta muestra forma parte de la programación con la que el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía celebra el centenario del nacimiento del artista catalán, a la que también acompaña otra exposición casi simultánea en el Museo, Dalí, cultura de masas.

  • Nicolás de Lekuona. Tactos sutiles, 1936. Pintura. Colección Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid
    24 febrero - 29 mayo, 2004

    A pesar de su corta trayectoria artística (cuatro años) Nicolás de Lekuona (Ordizia, 1913 - Frúniz, 1937) destaca por una prolífica producción artística a la que el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía dedica esta exposición.

  • Maruja Mallo. La verbena, 1927. Pintura. Colección Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid
    24 junio - 21 septiembre, 1998

    Esta exposición plantea un recorrido por la biografía personal y artística de Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, 1898 - Granada, 1936) Las ciudades, los amigos encontrados, el éxito y la soledad del poeta son los cuatro grandes temas que sirven para visibilizar el ámbito público y privado de su vida. Protagoniza la exposición una abundante correspondencia y documentación personal, además de fotografías, libros y manuscritos. La muestra se completa con los trabajos de artistas coetáneos con los que comparte inquietudes estéticas y plásticas a lo largo de su carrera. Entre ellos figuran los más destacados representantes de la vanguardia artística madrileña, como Benjamín Palencia, Rafael Barradas, Gregorio Prieto, José Moreno Villa, Adriano del Valle o José Bergamín.

  • Vista de sala de la exposición. ¿Buñuel! La mirada del siglo, 1996
    16 julio - 14 octubre, 1996

    Cuando se entiende el cine como sinónimo de movimiento, un homenaje a Luis Buñuel (Calanda, Teruel 1900-México DF, 1983) en un museo -donde cabe pensar que predomina la obra estática- genera una exposición de “naturaleza contradictoria”, tal como expresa el comisario de la muestra, Yasha David. Al partir de dicha idea, el montaje de las salas en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ha querido crear un “estado subliminal” semejante al que Buñuel consigue en sus películas.

  • Vista de sala de la exposición El surrealismo en España 1924-1939, 1994
    18 octubre, 1994 - 9 enero, 1995

    A través de la obra de casi medio centenar de artistas, esta exposición revisa la producción artística española realizada entre 1925 y la Guerra Civil (1936-1939). Dicho periodo aparece marcado por el Surrealismo francés o desarrollado en paralelo. 

  • Pablo Picasso. Mujer en azul, 1901. Pintura. Colección Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid
    5 septiembre - 10 noviembre, 1991

    La exposición Picasso, Miró, Dalí y los orígenes del Arte Contemporáneo en España, 1900-1936 pretende articular la producción artística española (en varios y notorios casos realizada fuera de España) a partir del concepto “Arte Nuevo”. Eugenio Carmona, comisario de esta muestra, concede un valor instrumental a este concepto y lo explica como un principio que subyace en gran parte del arte que se realiza durante las primeras décadas del siglo XX. En este tipo de arte se evidencia un deseo de renovación de los lenguajes plásticos y cuyo paradigma es encontrado por los artistas nacionales en las corrientes europeas coetáneas. Desde este planteamiento, la exposición propone un discurso para el arte español en sintonía con los nombres y los presupuestos estéticos y teóricos vanguardistas reunidos bajo el paraguas de Movimiento Moderno, al tiempo que imbricado en ellos. Así, los artistas españoles, que toman como referente los distintos “ismos” (Cubismo, Futurismo, Ultraísmo, Surrealismo y Realismo) participan en la dimensión internacional del arte de vanguardia. Aun así, como señala el comisario, el “Arte Nuevo” no fue la única posibilidad que tuvo el arte español en el período comprendido entre 1900 y 1936.