Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Relacionado con Nacho Criado

Resultados

  • Vista de sala de la exposición. Nacho Criado. Agentes Colaboradores, 2012
    5 mayo - 1 octubre, 2012

    Nacho Criado

    Agentes colaboradores

    La muestra que alberga el Palacio de Velázquez ofrece una selección retrospectiva del trabajo de Nacho Criado, revelando como la variedad de medios y prácticas artísticas que manejó, instalación, escultura, fotografía, vídeo, arquitectura, performance, land art y body art, actúan como herramientas de indagación de la relación entre las ideas y referentes del pasado, inscritas en la mención a artistas como Bruno Taut, Matthias Grünewald, Samuel Beckett...y su realización material. Con su reactualización la cita actúa como agente colaborador, catalizando un proceso creativo nuevo. La pieza No es la voz que clama en el desierto, (1990), centro de esta parte de la muestra, trae la tensión entre discurso y silencio, entre destrucción y construcción, un destino para la obra humana.

  • Vista de sala de la exposición. Encuentros de Pamplona 1972: Fin de fiesta del arte experimental, 2009
    27 octubre, 2009 - 22 febrero, 2010

    A principios del verano de 1972 tuvieron lugar los “Encuentros de Pamplona”, el festival de vanguardia internacional más amplio y significativo de los celebrados en nuestro país. Imbuidos en la idea de disolver el arte en la vida, estos encuentros asumieron su carácter efímero y se vivieron como una oportunidad de subvertir el orden establecido en los años de final de la dictadura. 

  • Vista de sala de la exposición. Piezas de agua y cristal, 1991
    6 marzo - 1 mayo, 1991

    En esta exposición en el Palacio de Cristal, Nacho Criado (Mengíbar, 1943 - Madrid, 2010) propone ocho proyectos nuevos bajo el lema de Piezas de agua y cristal, donde confluyen las obras con la materialidad de la arquitectura y del enclave en el que se halla el edificio, ante un pequeño lago en el parque del Retiro. Así, el vidrio es el elemento común a todos los trabajos presentados, en el que insiste como antimateria visual (en el sentido duchampiano del término) y al que explora también sus cargas sensuales, simbólicas y, sobre todo, metafóricas. Las piezas que componen la exposición han sido realizadas ex profeso pero -como indica el comisario de la exposición, Simón Marchán- cabe reconocer en ellas ciertas recurrencias “ya que imprimen un tiempo dilatado, casi intempestivo, a unas creaciones renuentes al nomadismo que destilan tantas manifestaciones del presente”. Así pues, dentro de una trayectoria artística marcada por sus incursiones en el Land Art, el Arte Conceptual, el Arte Povera e incluso el Minimal, aunque sin adscribirse de manera categórica a ninguno de ellos, Nacho Criado se vale del cristal para configurar juegos de transparencias y de reflejos, y para ello alude y convoca, explícita o implícitamente, también al agua.