Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Exposiciones

Resultados

  • 18 octubre, 1994 - 9 enero, 1995
    Programa: Biblioteca y Centro de Documentación

    A pesar de que la historia del Surrealismo se escribe a menudo en clave francesa, las aportaciones españolas a este movimiento son determinantes. Salvador Dalí, Luis Buñuel, Óscar Domínguez, Joan Miró y Pablo Picasso son algunos de los artistas más representativos de la vertiente española. Aunque realizan gran parte de su obra en el extranjero, la nacionalidad de este grupo es clave para propiciar la recepción activa del movimiento en España y el desarrollo de características propias.

    Biblioteca y centro de documentación
  • 26 julio - 14 octubre, 1994
    Programa: Biblioteca y Centro de Documentación

    Bajo el nombre artístico de “Gecé”, Ernesto Giménez Caballero (Madrid, 1899-1988), polifacético intelectual y figura clave de la vanguardia madrileña en los años veinte y treinta, es también autor de un conjunto de más de sesenta carteles literarios, realizados entre 1925 y 1927.

    Biblioteca y centro de documentación
  • 4 abril - 7 agosto, 1994
    Programa: Biblioteca y Centro de Documentación

    Esta exposición sobre Joaquín Torres-García (Montevideo, 1874-1949) destaca su carácter de “arquetipo de la vanguardia”, que tal como expresa Miguel Logroño -comisario de la muestra junto con Ángeles Dueñas- es una cualidad reconocible en todos los proyectos artísticos que funda, dirige y en los que participa a lo largo de su trayectoria.

    Biblioteca y centro de documentación
  • 1 febrero - 1 marzo, 1994
    Programa: Biblioteca y Centro de Documentación

    España tiene una importancia fundamental en el desarrollo del Surrealismo. Aunque este movimiento destaque por sus manifestaciones plásticas, también existe un amplio conjunto de literatura. El Surrealismo es prolífico en manifiestos, panfletos y proclamas, desde que André Breton publica el Primer manifiesto surrealista en 1924. Este texto se puede leer en lengua castellana a través de la traducción de Fernando Vela, colaborador de José Ortega y Gasset, publicada en la Revista de Occidente.

    Biblioteca y centro de documentación