Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Archivo Manuel Ángeles Ortiz

Manuel Ángeles Ortiz es una de las figuras clave en el proceso de renovación artística en España a lo largo de los años veinte y hasta la Guerra Civil. Su relación con Federico García Lorca, con Manuel de Falla y su amistad con Pablo Ruiz Picasso lo sitúa en el centro del universo creativo y artístico del siglo XX.

Nacido en Jaén en 1895, se inicia en el taller de José Larrocha en Granada y, más tarde, en el de Cecilio Plá en Madrid, al tiempo que asiste a las tertulias del Café de Levante y, en ocasiones, a las del Café de Pombo. En 1922, con una carta de presentación de Falla para Picasso y acompañado por el poeta malagueño Emilio Prados, se instala en París, donde forma parte de la llamada Escuela Española de París con Picasso, Miró, Gris, María Blanchard, Vázquez Díaz, Benjamín Palencia, Francisco Bores o Maruja Mallo y constituye una referencia tanto para los artistas que viajan a París como para los que trabajan en la península. En 1926 la galería des Quatre Chemins acoge su primera exposición personal en París.
En 1932 regresa a Madrid y, un año más tarde, realiza su primera exposición individual en la Sociedad de Amigos del Arte. Comprometido con la causa republicana, durante la Guerra Civil se vincula con la Alianza de Intelectuales Antifascistas para la Defensa de la Cultura y participa en el Pabellón de la II República Española de la Exposición Internacional de París de 1937. Al finalizar la guerra se exilia en Francia y, tras ser liberado por Picasso de un campo de concentración del sur de Francia, se traslada a París. Unos meses después es invitado a ir a la Argentina y, con un visado chileno que Neruda le había procurado, embarca hacia Buenos Aires donde se integra en el círculo de intelectuales argentinos y exiliados españoles. Allí reside hasta 1948, en que marcha de nuevo a París, su lugar definitivo de residencia, reencontrándose con Picasso, con el que mantuvo una duradera amistad y cuya huella es su pintura, desde su primera estancia en París, es profunda. Desde 1958 se le permite visitar España.

En 1981 recibe la Medalla de Oro de la ciudad de Jaén, que lo hace Hijo Predilecto, y el Premio Nacional de Artes Plásticas por el conjunto de su obra. Tres años más tarde, Manuel Ángeles Ortiz, fallece en París. Su obra se encuentra representada en numerosos museos nacionales e internacionales, entre ellos, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el MoMA de Nueva York o el Musée de Grenoble.

La parte del archivo que se conserva en el Centro de Documentación del MNCARS comprende documentos de gran interés para el estudio del artista en todas sus facetas. De entre la documentación, destaca el inventario de obras del artista, fotografías con artistas y literatos y sus familias (algunas dedicadas o con anotaciones manuscritas) como Picasso, Pablo Neruda, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Manuel de Falla, dibujos, cartas y tarjetas postales enviadas por Lorca, Manuel de Falla, José Bergamín, Luis Buñuel, Salvador Dalí, Paul Éluard, manuscritos, correspondencia familiar y documentos personales (primera comunión, carnés, certificados académicos, militares, contratos de arrendamiento, certificado de jubilación, y otros) y un extenso conjunto de pequeños catálogos y tarjetas de invitación a exposiciones y otros actos culturales y sociales.

Consultar el catálogo del Archivo Manuel Ángeles Ortiz completo

El archivo se acompaña de un fondo bibliográfico formado por casi un centenar de ítems, entre monografías y números sueltos de publicaciones periódicas que, en muchos casos, incluyen dedicatoria al artista. Se identifica como “Fondo Manuel Ángeles Ortiz”.

Consultar el Fondo Manuel Ángeles Ortiz

Compartir

Reproducción de un dibujo de Manuel Ángeles Ortiz. Invitación para la exposición-homenaje celebrada en la Casa de España en París (1985). Archivo Manuel Ángeles Ortiz. Centro de Documentación