Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Archivo de la Galería Juana Mordó

La Galería Juana Mordó es, sin duda, una de las más importantes galerías españolas de todos los tiempos. Juana Mordó (Salónica, Grecia, 1899 - Madrid, 1984), que desde los años 50 había estado inmersa en los ambientes intelectuales de Madrid, entró en contacto con el grupo El Paso y la generación del informalismo español durante sus años como directora de la Galería Biosca.

Cuando en 1964 inaugura su propia galería en la calle Villanueva su energía se encamina a dar a conocer a jóvenes artistas. Allí expondrán los integrantes del grupo El Paso, Millares, Saura, Chirino, Canogar, Serrano y Rivera, artistas pertenecientes al grupo de Cuenca como Fernando Zóbel, Gustavo Torner, Bonifacio y Gerardo Rueda, o de tendencia abstracta como Mompó y Farreras y geométricos como Sempere y Palazuelo. Otros como Lucio Muñoz, al que organizó su primera individual o José Guerrero con el que siempre trabajó. Artistas consagrados como Miró, Tàpies y Chillida o pertenecientes al ámbito catalán como Bechtold, Guinovart y Hernández Pijuan. Realistas como Antonio López, Julio L. Hernández y Carmen Laffón, o seguidores del arte pop, como el Equipo Crónica y Eduardo Arroyo. También mostró interés en presentar las obras de muchos artistas que se vieron obligados a exiliarse como Manuel Ángeles Ortiz, Bores o Rodríguez Luna. Creadores latinoamericanos como Botero, Rómulo Maccio, Miguel Conde y Alberto Greco, y otros artistas del ámbito internacional como Jean Lecoultre, Ipousteguy, César y Dmitrienko. Pintores importantes y reconocidos internacionalmente, como Kandinsky, que exponía por primera vez en España y con el que se celebró el décimo aniversario de la galería. En 1975 Juana Mordó abre una nueva galería en la calle Castelló que se inaugura con una exposición de Manuel Rivera y un concierto dirigido por Cristóbal Halffter.

Durante los años 70 expone a artistas poco conocidos en ese momento, como Frederic Amat, Campano o Pancho Ortuño y realistas como Joaquín Risueño, Matías Quetglas y Daniel Quintero. En 1979 organiza una de las exposiciones más polémicas del momento, "1980. Diez jóvenes pintores", con la que se pretende reivindicar la existencia de un arte nuevo. En 1980 se incorpora a la gestión de la galería Helga de Alvear, que se hace cargo cargo de la dirección tras la muerte de Juana Mordó en 1984. A partir de este momento se inicia una lenta renovación incorporando nuevos nombres a la galería: José Maldonado, Robert Motherwell, Nam June Paik, Kazuo Katase, Mitsuo Miura, Darío Villalba, Javier Vallhonrat, y Joan Fontcuberta, entre otros. En 1994, Helga de Alvear decide cambiar el nombre de la galería por el de Galería Helga de Alvear, finalizando de esta manera la larga trayectoria de una de las galerías de arte más significativas en España.

El Archivo de la Galería Juana Mordó que se conserva en el Centro de Documentación del MNCARS, donado por Helga de Alvear en 1997, constituye uno de los fondos documentales más interesantes para la historia del arte contemporáneo de nuestro país. El extenso conjunto da cuenta de la actividad artística, social y cultural protagonizada por una mujer que supo hacerse eco de los cambios que se sucedieron en el panorama artístico y social español desde la década de los 60. Incluye toda la documentación generada por la actividad de la galería desde su inauguración el 14 de marzo de 1964 hasta la década de los 90, así como documentos relacionados con la labor periodística de Juana Mordó en prensa y radio en los años 40 y fotografías familiares. Entre la documentación relacionada con la galería se incluye gran cantidad de documentos manuscritos que comprenden correspondencia con artistas, instituciones, críticos y coleccionistas, listas de precios, libros de contabilidad, balances anuales, facturas, presupuestos y diversa documentación gráfica del tipo de dossieres de prensa, diapositivas, fotografías y carteles. Además, una biblioteca de libros de referencia y de arte contemporáneo, catálogos de exposiciones, ferias y certámenes, folletos, invitaciones y revistas.

Consultar el catálogo

Juana Mordó (1899-1984) nace en Salónica (Grecia) en el seno de una familia de origen sefardí de clase media. Estudia en París donde participa en círculos culturales y, a finales de la década de los veinte, se casa en segundas nupcias con Henri Mordó con el que se traslada a Berlín. Poco antes de comenzar la II Guerra Mundial parten para Suiza donde fallece su marido. En 1943 Juana Mordó se instala en Madrid y pronto comienza a relacionarse con los ambientes intelectuales.

Su primer trabajo consistirá en la realización de artículos y crónicas de contenido diverso para la emisión francesa de RNE y colaboraciones en programas destinados a América del Sur, firmando los artículos con el seudónimo Carmen Soler. Juana Mordó se convierte en imagen de la vida cultural madrileña y reúne en su casa a escritores y artistas. Son sus famosos "salones" a los que asisten, entre otros, Dionisio Ridruejo, Pedro Laín, Luis Felipe Vivanco, Luis Rosales, Gerardo Diego, Antonio Saura y Carlos Saura. Su atracción por el arte se manifestará en la década de los 50 con su participación en la "I Exposición Internacional de Escultura al Aire Libre" y la coordinación de las ediciones de grabados de la "Rosa Vera" en Madrid.

En 1958 Aurelio Biosca buscaba un director para su galería y lo encontró en la persona de Juana Mordó. Tras unos años al frente, inaugura su propia galería el 14 de marzo de 1964 en la calle Villanueva de Madrid y desde entonces su energía iría encaminada a dar a conocer a jóvenes artistas. En 1977 inaugura el Centro de Divulgación Cultural Juana Mordó en la calle Princesa de Madrid, con el objetivo de aproximar la creación artística al gran público mediante talleres, ediciones, conciertos, teatro, mesas redondas y otras actividades.

Juana Mordó, desde su galería, alentó la creación de muchas salas dispersas por toda la geografía española, con las que colaboró mediante préstamos y envíos de obras, contribuyendo a la promoción del arte de vanguardia en nuestro país, así como a la divulgación de nuestro arte en el extranjero, con exposiciones en otros países y con su participación en las ferias internacionales más importantes del momento como Basilea, FIAC, Colonia o ARCO. Dedicó toda su vida a la promoción de los pintores y escultores de su tiempo y, pocos meses antes de su fallecimiento, en 1983, recibió la Medalla de Oro de las Bellas Artes.

Compartir

Retrato de Juana Mordó (1982). Archivo de la Galería Juana Mordó. Centro de Documentación