Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

A propósito de… William Kentridge. Basta y sobra, con ILSE

26 de enero de 2018 - 19:15 h

El Museo Reina Sofía presenta la exposición William Kentridge. Basta y sobra, dedicada al artista William Kentridge (Johannesburgo, 1955), en la que se explora tanto su producción escénica, que incluye teatro, ópera y performance, como sus creaciones plásticas. La presencia de un Intérprete en Lengua de Signos Española (ILSE) y el préstamo de lazos de inducción magnética garantizan la plena accesibilidad de la comunidad sorda en esta muestra interdisciplinar.

  • conexión entre Edificio Sabatini y Edificio Nouvel, Planta 1

  • Aforo: 25 plazas. Hay 10 plazas reservadas a personas sordas
  • Duración: 1 hora
  • Modo de inscripción: gratuita hasta completar aforo. Para grupos de más de 4 personas es imprescindible consultar disponibilidad
  • Más información:

    accesibilidad@museoreinasofia.es / 91 774 10 00, ext. 2033

Compártelo:

Añadir a calendario
Maqueta para Il ritorno d’Ulisse [El retorno de Ulises], 1998/2017. Copia de exposición © William Kentridge, 2017
Maqueta para Il ritorno d’Ulisse [El retorno de Ulises], 1998/2017. Copia de exposición © William Kentridge, 2017

William Kentridge se forma en teatro, mimo y cine; pero son sus obras plásticas las que a principios de los noventa le otorgan un reconocimiento internacional. El artista desarrolla su trabajo, tanto escénico como plástico de manera paralela y simultánea, de modo que ambos se retroalimentan, complementándose e incluso solapándose, hasta el punto de que no es posible entender el uno sin el otro. Con el propósito de hacerse eco de esta particularidad, la exposición reúne una amplia selección de materiales vinculados a sus piezas escénicas, como dibujos y películas que sirvieron de punto de partida, son resultado de las mismas o fueron producidas al mismo tiempo.

El programa de A propósito de…con ILSE favorece la inclusión y participación de personas sordas o con resto auditivo en las visitas habituales a las exposiciones del Museo. El reducido número de participantes y la cuidada selección de obras de estos itinerarios permiten articular debates que animen a los visitantes a desarrollar un papel crítico y activo.